SEGUNDA B | CASTILLA

Raúl, hacia Segunda con niños

Raúl ha metido al Castilla en el playoff de ascenso tirando de ocho Juveniles. Formador y estratega, hace méritos para suceder a Zidane al frente del Real Madrid.

Raúl, hacia Segunda con niños

Raúl es el futuro del banquillo del Real Madrid. Antes o después, parece destinado a ocupar ese lugar en el club que le dio, y al que hace el dio, todo. Su papel en el Castilla solo puede calificarse de sobresaliente. En esta nueva y peligrosa Segunda B, ha hecho que el filial avance la primera fase, con el 2-4 al Talavera de este domingo superó la segunda y ahora tiene el playoff de ascenso a Segunda. Un éxito pese a que las lesiones y necesidades del equipo no dejan de arrebatarle efectivos. Está logrando un hito con niños. Esta temporada ha tirado de ocho chavales en edad Juvenil (18 y 19 años) y varios más han llenado convocatorias sin llegar a debutar.

La labor formativa de Raúl está siendo muy apreciada en el club. No se le caen los anillos por mirar a los equipos de abajo. El decisivo 2-4 al Talavera lo logró con tres Juveniles de inicio (Carrillo, Retu y Peter Federico) y otro más que entró después (Rafa Marín). Cuatro más han intervenido de una u otra manera en este éxito de temporada castillista: David González, Theo Zidane, Óscar Aranda y Sala, del que está prendado pese a sus 17 años. Talentos también como Bruno Iglesias, una de las joyas más prometedoras de La Fábrica, han sido llamados a filas por el mítico Siete pero aún están por descollar.

En la entidad no se recuerda una manera de exprimir los recursos del Castilla desde la era dorada de Alberto Toril, hace una década. La edad media de la plantilla es de 20,4 años pero en realidad los onces que plantea Raúl bajan ese promedio a los 19,6 años. El 2-4 decisivo ha sido al Talavera cuyo plantel casi promedia 28 años (27,7). Raúl está neutralizando la falta de experiencia de sus chicos desde la estrategia, la disciplina y la ausencia de excusas. Ni ha levantado una ceja pese a que se ha quedado sin Antonio Blanco y Gutiérrez, dos titulares clave, en el último mes por las llamadas de Zidane. Tampoco por no ganar los primeros cuatro partidos de esta segunda fase y verse casi fuera. Hizo trabajo de psicología para que sus jóvenes pupilos no se vinieran abajo. El 2-1 al poderoso Badajoz de la semana pasada y este 2-4 le han dado el premio al Castilla. Y aún puede llegar el mayor, un ascenso a Segunda siete años después de dejar la categoría de plata.

Mientras qué sucede con Zidane empieza a inquietar en el Real Madrid y su entorno, Raúl hace lo suyo. La Bundesliga le llama pero él antes tiene trabajo con el Castilla. Está haciendo más méritos y mostrando más formación como técnico que Zidane cuando el francés estaba en los zapatos de entrenador de La Fábrica. Buena señal para el Real Madrid.