GIRONA

El Girona mete la sexta marcha

El conjunto rojiblanco ha sumado 22 de los últimos 27 puntos. A falta de cuatro jornadas para el final de Liga tiene tres puntos de ventaja respecto al séptimo clasificado, el Rayo.

El Girona mete la sexta marcha
FERNANDO DIAZ

El Girona va lanzado hacia el playoff de ascenso. El conjunto rojiblanco atraviesa su mejor racha de la temporada y es que actualmente parece un equipo invencible tras encadenar cuatro victorias seguidas (con nueve goles a favor y sólo uno en contra). La última, ante el Logroñés (1-4), aún reforzó más al conjunto gerundense para hacer realidad su deseo de regresar a Primera. Además, los jugadores están en su mejor momento del curso y el sistema de juego impuesto por Francisco, el 3-5-2, carbura: "Somos un buen equipo y estamos más unidos que nunca, pero no podemos levantar demasiado la voz porque la semana siguiente nos toca otra lucha", explicó Francisco.

El bloque gerundense está tratando de saborear el momento (suma 61 puntos y es el sexto mejor equipo de Segunda) y es que los resultados, jornada tras jornada, le sonríen. Ocupar un puesto en el playoff parecía impensable hace sólo cuatro jornadas cuando tenía al Rayo, sexto, a seis puntos, pero la dinámica ha sido tremenda (sólo el Espanyol ha obtenido mejores números) y ello le ha servido para recortar terreno a sus rivales directos. Tras el triunfo del Sporting ante el Lugo (1-0), el Girona se mantiene en la sexta posición, pero el aspecto positivo del pasado lunes lo encontró en el Rayo-Leganés. Gracias al empate (1-1), los gerundenses han logrado abrir más brecha con el séptimo clasificado, el Rayo. Los madrileños están ya tres puntos por debajo en la clasificación. Aunque hay más: el Leganés, cuarto, tiene únicamente dos puntos más. Es, sin duda, una distancia asequible en las cuatro jornadas de Liga que restan.

Pero paso a paso. El Girona regresa este martes a los entrenamientos y lo hará con la tranquilidad del trabajo bien hecho. Eso sí, Francisco no quiere relajación en el grupo porque es consciente que aún no han asegurado un puesto en el playoff y los cuatro últimos partidos estarán repletos de tensión. Aunque ello no evita que haya confianza y optimismo. El técnico, que lleva dos semanas con el mismo equipo titular, alaba el trabajo de su plantilla y a la hora de desvelar la clave lo tiene claro: "Las cosas no salen porque vamos ganando, sino porque hay compromiso de hacer las cosas bien y este es el camino a seguir. Nadie nos va a regalar nada", dijo un Francisco que está haciendo del Girona un equipo que tiene motivos para soñar con regresar a Primera.