REAL MADRID

Los fichajes están en Italia

Mayoral y Brahim marcaron y realizaron grandes actuaciones. Los dos están completando un gran año en la Roma y el Milan, respectivamente.

Madrid
Los fichajes están en Italia

Borja Mayoral (24 años) y Brahim Díaz (21) tomaron una decisión arriesgada el pasado verano: rechazar atractivas ofertas que tenían de clubes españoles para afrontar una nueva aventura en un fútbol nuevo para ellos, el italiano. Lo hicieron, además, en dos clubes de una gran exigencia como son Roma y Milan. Ponían a prueba su carácter.

La experiencia, en ambos casos, está siendo fantástica. Han encontrado en Italia los minutos que les negaron en el Madrid y los dos están demostrando que están más que preparados para rendir a gran nivel en clubes de primera línea.

Ambos han sido protagonistas del fin de semana en la Serie A. Mayoral hizo un doblete con la Roma ante el Crotone. Esta temporada lleva 17 goles (la mejor marca de su carrera) y siete asistencias. Los ha conseguido en 2.258 minutos repartidos en 45 partidos (un tanto cada 132’). En la Roma siempre apostaron fuerte por él, pero ha sorprendido su rápida adaptación a un fútbol tan diferente como el italiano.

En el caso de Brahim, fue titular y firmó un golazo en la importantísima victoria del Milan ante la Juventus (0-3). Un triunfo que les mete en puestos de Champions y deja a los de Turín fuera de ellos. Un partido grande que no le pesó al malagueño, que también ha encontrado en su nuevo club la regularidad que demandaba. Son ya 1.687 minutos repartidos en 36 encuentros.

Futuro

La situación de los dos es distinta, puesto que en el caso de Borja Mayoral es la Roma quien tiene la última palabra. El equipo italiano posee una opción de compra de 15 millones de euros al final de esta temporada y de 20 millones al concluir la siguiente, cuando termina la cesión por dos cursos que firmaron el pasado verano. La situación económica del club es complicada, pero es difícil que dejen escapar a un delantero joven que ha dado un rendimiento tan brillante. Además, es un futbolista del gusto de Mourinho, que será el técnico la próxima campaña. Por tanto, lo lógico es que ejerzan la opción este mismo verano y el Madrid se quede únicamente con un derecho de tanteo.

En el caso de Brahim, el Milan no tiene ningún tipo de opción de compra al final de esta temporada, cuando termina su cesión. En el Madrid tienen mucha fe en él. El problema es que el malagueño sólo regresará para ser importante. En caso contrario, el club blanco deberá buscar nuevamente un destino para él. El Milan tiene la intención de comprarlo, aunque por el momento en el Bernabéu no quieren desprenderse de un futbolista joven con tantísimo talento. Una calidad que demuestra cada fin de semana en San Siro…