ATLÉTICO DE MADRID

Balones a Carrasco

El belga es el jugador del Atlético más desequilibrante en el uno contra uno y crece cerca del área, por lo que Simeone le ha acomodado una posición de interior.

Yannick Carrasco durante el partido contra el Barcelona.
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Simeone sabe que tiene en Carrasco uno de los futbolistas más en forma de la plantilla, probablemente el jugador más inspirado en el frente de ataque durante las últimas semanas, y quiere aprovecharlo a toda costa. El belga volvió a conducir buena parte de los ataques del Atlético en el Camp Nou y el Cholo buscó que, a raíz de la lesión de Lemar, fuese el generase el desequilibrio ante la zaga del Barcelona desde una posición interior.

Aunque eso le obligase a remodelar su sistema defensivo, donde Carrasco es el más preparado y acostumbrado a ejercer como carrilero izquierdo por su capacidad de ida y vuelta, buena actitud defensiva, velocidad y desborde subiendo la banda con constancia. Pero, sin Lemar, el medio perdía a su jugador más regateador y se dificultaba la idea de explotar el espacio entre Mingueza y Piqué y la presión adelantada con un perfil rápido para salir a la contra en el caso de conseguir robar.

Por lo tanto, Simeone dio entrada a Saúl a los 13 minutos, pero como carrilero para que fuese Carrasco el que se situase por delante de Koke y más cerca de Suárez con metros a la espalda de la defensa rival a los que correr. Así pudo despreocuparse en mayor medida de la faceta defensiva sobre Messi, algo que había comenzado cuidando con la constante cobertura también a las subidas de Dest. Un aspecto defensivo que volvería a ejercer con la salida de Saúl por João Félix y ante la amenaza de Dembélé en el costado.

Desde el último parón internacional, donde no pudo jugar con Bélgica y regresó con molestias que le impidieron estar ante el Sevilla, Carrasco ha marcado tres goles y repartido cuatro asistencias en cinco partidos. En el Camp Nou no pudo sumar ya que el Atlético no acabó de romper el marcador pese a su buen rendimiento, pero sí fue un constante dolor de cabeza que llevó a Koeman a sustituir a Mingueza en el descanso por Araujo. En total, el belga acumula cinco tantos y ocho pases de gol en Liga, un futbolista fundamental en el sistema de Simeone y que tantas variantes le aporta. Ha sido clave por su capacidad de jugar de carrilero izquierdo, pero está muy inspirado cuando pisa el área rival. Con siete regates buenos en el Camp Nou, llevó a cabo los mismos desbordes individuales que todos sus compañeros juntos.

Carrasco acabó agotado el duelo contra el Barcelona después de un gran desgaste estirando al equipo, buscando salir al espacio en cada acción ofensiva y sin descuidar la faceta defensiva tanto en el centro del campo más cercano a la mediapunta como de carrilero durante el inicio y final del partido. Pero aparentemente estará en plenas condiciones para recibir a la Real Sociedad. Un encuentro en el que Lemar es difícil que esté apto y Simeone tendrá que elegir entre mantenerle de carrilero o seguir acercándole al área. De lo que no hay duda es que Carrasco es hoy por hoy básico en el esquema del Atlético.

Un jugador que, tras marcharse a China, regresó cedido en enero del año pasado y con sus buenas actuaciones, influencia arriba y desgaste defensivo acabó quedándose para ser de nuevo la mejor versión de un futbolista desequilibrante, decisivo y que pone su calidad y trabajo en pos del equipo. Carrasco ha ido ganando galones con el paso de las jornadas y a sus 27 años está en el mejor momento de madurez de su carrera. Por sus pies pasa buena parte de las ocasiones del Atlético para hacer goles, algo que le está costando sin Suárez tan inspirado, en estas tres últimas jornadas donde sueña con ser campeón de Liga. Balones a Carrasco, siempre una opción acertada.