NUMANCIA 1- DEPORTIVO 0

El Numancia gana al Depor, pero desciende a Segunda RFEF

El Numancia se impuso con gol de Andrés y grave error de Carlos Abad. El triunfo del Racing de Ferrol desciende a los numantinos y deja sin Copa al Depor.

Manzanara disputa un balón con Celso Borges.
Juan García

Numancia y Deportivo disputaban un partido desigual en la motivación, desigual en las consecuencias del resultado. Para los coruñeses, con la clasificación para la Pro cerrada, solo era el epílogo a una triste y decepcionante temporada. Para los sorianos, con la amenaza de caer al profundo pozo de Segunda RFEF, la supervivencia. Al igual que el descenso a Segunda B de la pasada temporada, los rojillos no dependían de sí mismos. Necesitaban ganar y que el Racing de Ferrol no lo hiciese en su visita al Marino de Luanco. Y el Numancia cumplió. Eso sí, gracias a una cantada de Carlos Abad ante un Depor que globalmente fue mejor pero que se olvidó del gol. El problema para los sorianos fue que tampoco fallaron los de Cristóbal Parralo, que no solo se clasificación para la Primera RFEF, acabaron de primeros del grupo. Así, los sorianos se hunden hasta la Segunda RFEF e inician un duro futuro a dos escalones del fútbol profesional. A uno se quedan los coruñeses, pero que tampoco se fueron felices porque su derrota les deja la próxima temporada sin Copa del Rey.

Los onces de ambos equipos para despedir la temporada estaban plagados de bajas, pero por diferentes motivos. En los locales, cuatro titulares fuera de la partida por lesiones y sanciones. En los visitantes, con algunos jugadores como Mujaid o Miku ya en su casa desde el sábado, una clara apuesta por la cantera, por el obligado futuro que viene. Y la falta de presión de los visitantes dibujaron un Depor mejor en el arranque, más suelto y con más llegada que los de Álex Huerta. Y a esas dudas se sumó otro golpe desde la distancia con el gol del Racing de Ferrol en Luanco. Con todo, la primera gran ocasión tras un aviso de Borges, fue de Asier Benito, que cabeceó forzado en el área pequeña a los 24 minutos. Todavía más clara fue la de Borja tras un córner a los 33’, pero su remate se marchó al cielo. Chispazos locales, a los que respondió Borges con un remate que salvó Ximo Miralles. Y en ese intercambio, Andrés abrió las esperanzas numantinas al borde del descanso con una falta escorada y lejana muy bien lanzada, pero que contó con una tragada en toda regla de Carlos Abad.

Con todo en el aire y la tensión de la jornada unificada que no hubo la pasada campaña en Segunda, el segundo tiempo se inició como el primero, con un Depor mejor y más fluido, pero con los mismos problemas de puntería que le acompañaron casi toda la temporada. Y así hasta el minuto 58, en el que Salva Ruiz marcó en una jugada anulada por un dudoso fuera de juego del asistente Valín. No se descompuso ni se agobió el Numancia ante las llegadas blanquiazules y como en el primer acto, volvió a rozar el gol, pero esta vez Abad acertó a despejar el remate de Menudo que podía sentenciar el partido. El último tramo del partido, con los marcadores en Los Pajaritos y Luanco en un pañuelo, fue de nervios, de esperar la salvación desde la distancia y evitar el error propio. Pero ya no pasó nada y un día más, la afición numantina se marchó a casa sin milagro final y hundida.