ZARAGOZA-ESPANYOL

De las lágrimas de David López al "equipazo" de Embarba

Los jugadores del Espanyol, con lágrimas en los ojos como David López, celebran sobre La Romareda el ascenso. "Con Vicente tenemos un proyecto", dice Rufete.

De las lágrimas de David López al "equipazo" de Embarba

A falta de un minuto para finalizar el partido, desde la grada de La Romareda como desde el banquillo empezaron a escucharse gritos. Eran de alegría, e iban acompañados de abrazos y sonrisas. Eran los jugadores del Espanyol, que ya saboreaban el ascenso después de casi diez meses de penitencia por LaLigaSmartBank. Pero ha sido una penitencia con premio. "Era un objetivo prioritario, sobre todo por nuestras familias y por los aficionados. Todos juntos lo celebraremos, se lo merecen. Fue un año difícil aunque parezca que ya estaba, pero la perseverencia noslo dio", comentó Diego López.

Los capitanes fueron los más eufóricos, como David López, con lágrimas en los ojos, dedicándole el ascenso también a esos aficionados con los que ya espera reencontrarse en Primera. Adrián Embarba, jovial, fue el más gráfico: "Hemos sido un equipazo. Lo iremos a celebrar, gracias por todo. Esto es para los pericos", dijo el madrileño, autor de 14 asistencias, quien tuvo incluso el gol del 0-1 en una falta que desvío Cristian Álvarez, y quien luego lo celebró fuera del estadio con algunos aficionados y en el hotel.

También Sergi Darder, reflexivo, habló del cambio de chip que han hecho los futbolistas de la depresión que sufrieron el curso anterior, el peor de la historia del Espanyol, con un descenso vergonzoso en las últimas jornadas. La metamorfosis del mallorquín es también la del equipo perico. "Estamos hechos de otra pasta, la afición nos ha dado muchísimo, es en gran parte suyo. Los jugadores estamos en el campo pero nos ayudan los técnicos y los que están detrás en el tema psicológico. Somos una familia. Me he acordado del año pasado. Se lo dedicamos a la gente", comentó.

Pese a no ser muy propensos a las entrevistas y a las declaraciones, Francisco Rufete, director deportivo, también se mostró emocionado en los micrófonos de Vamos. "Tenemos mucho orgullo, se lo dedicamos a la gente. Pronto estarán en Primera con el equipo. Estuvimos a la altura. La toma de decisiones y el análisis que hicimos en su momento fue bueno. Dimos un paso atrás pero con Vicente hemos iniciado un proyecto y hemos dado el primer paso".

"Estamos felices, hemos sufridos pero la afición lo merece. Parece fácil pero no es. Aprovechamos la primera oportunidad", deslizó Josep Maria Durán, consejero delegado, quien además añadió que "la gente verá el mérito que tiene, en el campo el dinero no se nota. Conozco muy bien esta categoría".