RACING

Antonio Poo, otro del Marina que llega con prisa

Compañero y amigo de Pablo Torre desde la infancia, el lateral izquierdo del Juvenil irá convocado y podría debutar con el primer equipo antes de cumplir 18

Santander
0
Antonio Poo, otro del Marina que llega con prisa
Nacho Cubero Diario AS

Antonio Poo no es exactamente de Soto de la Marina, es de Sancibrián, pero a efectos racinguistas, como si lo fuera. El lateral izquierdo del Juvenil A, que ya ha jugado esta temporada con el Rayo (los dos únicos partidos que el filial ha jugado en El Sardinero), llegó a las Instalaciones de La Albericia desde el Marina Sport y ya se sabe que la tradición es que los futbolistas que llegan por esa vía al Racing debutan muy jóvenes en El Sardinero. El último en hacerlo fue Pablo Torre. Su amigo y compañero desde el parvulario Antonio Poo puede seguir el mismo camino el próximo domingo.

Pablo debutó en partido oficial con el primer equipo en la jornada 1 de esta temporada, frente al Portugalete, con 17 años, 6 meses y 15 días. Si Solabarrieta le da el espaldarazo contra el Tarazona, Poo podría hacerlo un mes y 12 días más mayor, con 17 años, 7 meses y 27 días. Antonio y Pablo, ambos de la quinta del 2003 empezaron juntos en los minibenjamines del Marina Sport, cuyo campo se da la circunstancia que tiene la portería norte en Soto, el pueblo de Torre, y la portería sur en Sancibrián, el de Poo. El lateral izquierdo acudió a la llamada del Racing en alevines mientras que el mediapunta aguantó hasta el último año infantil. En el escalafón verdiblanco han coincidido varias veces y lo pueden volver a hacer, a lo grande, en el primer equipo, el domingo. Con la baja de Andrade confirmada, como la de Riki, Villapalos y Mantilla, Solabarrieta solo tiene 19 futbolistas disponibles y ya ha confirmado que Poo será el jugador número 20. Mejor dicho, el 28.

792
711
661
754

Poo y Pablo Torre, junto a sus compañeros del Marina Sport en casa de Quique Setién. Tenían siete años.

Pablo Torre, en la fila superior. El jugador rubio agachado delante de él es Antonio Poo.

Poo ejercitando el disparo a puerta ante la atenta mirada de Solabarrieta y Pablo Torre.

Al disparo, Pablo Torre. Detrás, atento, Antonio Poo.

1 / 4

El entrenamiento de esta mañana ha vuelto a consistir en una sucesión de rondos y partidillos, como toda la semana, coronado con una sesión de tiros desde fuera del área. Todo ello regado de risas durante toda la matinal. Preparan el partido, sí, pero de aquella manera. Como es lógico. Como estará haciendo el Tarazona y el resto de los equipos del grupo, que no se juegan absolutamente nada.

Isma López y Capanni, que abandonaron doloridos el entrenamiento del miércoles, se han ejercitado hoy sin problemas. Lo mismo que Lars Gerson que, tras anunciar en Suecia su marcha del Racing, ha superado las molestias que le aquejaban en su rodilla izquierda. El que no pudo con el entrenamiento fue Riki. El pivote ovetense lo intentó, estuvo en los rondos con los que se inició la mañana en el campo nº2, pero a los pocos minutos tuvo que desistir por el golpe que le sigue molestando en el gemelo de su pierna izquierda.

Riki lo intentó, pero no pudo aguantar todo el entrenamiento.

Con Mantilla todavía en casa tras la operación del miércoles y Villapalos ya entrenando, pero con precaución también en pleno proceso postoperatorio, el que hoy se ha pasado por La Albericia ha sido Saúl García, que ha dado por terminada su cesión en el Laredo por una pubalgia que ahora ya le están tratando los médicos del Racing, Mantecón y Cruz. En principio, el plan del Racing es ejercer su derecho de renovación y aprovechar su condición de sub-23 todavía las dos próximas temporadas.

Saúl García acudió ayer a La Albericia para empezar a tratarse de la pubalgia que padece.