FRANCIA

Los secretos de la revelación Lille

El equipo francés está a tres partidos de hacer historia y conquistar la Ligue 1. El derbi del Norte ante el Lens marcará sus posibilidadades de doblegar al PSG en la lucha por el título.

Los secretos de la revelación Lille
PASCAL ROSSIGNOL REUTERS

El Lille tiene en su mano romper el monopolio del PSG en la Ligue 1. Para ello tiene por delante tres partidos a vida o muerte ante Lens; Saint-Étienne y Angers. Este viernes en el 'Derbi du Nord' se juega gran parte de sus opciones de dar la campanada. No lo tendrá nada fácil, ya que el Lens es quinto y querrá hacer todo lo posible por quitarle el título a su acérrimo rival. "Si podemos privar al Lille del título estaría muy bien. Prefiero que PSG sea campeón", ha dicho Kakuta, futbolista del Lens. En una muestra de la tensión que habrá el viernes.

Una victoria que, de conseguirla el Lille, le acercará a la hazaña de ser campeón de Francia. Una gesta que tiene varios nombres propios. También son varios los secretos del Lille en su temporada histórica para luchar en igualdad de condiciones contra el PSG.

El cerebro Luis Campos

El dirigente portugués, ya no está en Lille pero la plantilla está diseñada bajo su ojo clínico. Tiene su sello. Ya logró lo impensable con el Mónaco y ha repetido proyecto con el Lille. Gran conocedor del mercado, ha sabido rentabilizar las ventas y rastrear el mercado europeo hasta dar con jugadores que han rendido a las mil maravillas. Luis Campos salió del Lille por el cambio de propiedad del club, pero mucha parte del éxito de este Lille es gracias a su experiencia.

Galtier, un técnico de ideas claras

Christophe Galtier es el técnico milagro. Un entrenador que ha sabido exprimir al máximo las virtudes de su plantilla. Llegó al club con la campaña 2017-2018 ya empezada para ocupar el hueco dejado por la espantada de Marcelo Bielsa. Galtier aterrizaba con el buen cartel que dejó en el Saint-Étienne y temporada tras temporada ha ido mejorando al equipo hasta igualarle con los grandes. Acaba contrato en unos meses y su nombre ya suena para retos de postín. En sus inicios apostaba más por un dibujo de 4-2-3-1 pero esta temporada se ha mostrado muy sólido con su habitual 4-4-2, con doble pivote. Los dos puntas le están funcionando a las mil maravillas.

Galtier además ha sabido congeniar a la perfección con los jóvenes talentos del Lille: Botman, Bradaric, Renato Sanches, Soumaré, Ikoné, Timothy Weah, Jonathan David, Bamba y Yazici.

Grandes ventas y muy buenos fichajes

El Lille es el que más plusvalía ha generado en los últimos años, aunque las pérdidas por el coronavirus obligaron al dueño Gerard López a vender el club a un fondo de inversión. En esta gloriosa temporada es el equipo que mejor balance entre compras y ventas de toda Europa. Casi 60M€ con 99M€ de ingresos por traspasos y solamente 40M€ en compras. Unos 170 millones de euros de beneficios en las últimas tres temporadas solamente por detrás de Benfica y Ajax.

Un carrusel de ventas que no ha menoscabado el potencial del equipo, al contrario, cada año ha ido a más su talento. En estos años ha efectuado grandes ventas: Victor Osinhem (70M€, al Nápoles); Gabriel Magalhaes (26M€, al Arsenal); Nicola Pépé (80M€, también a los gunners) o Rafael Leao (30M€, al Milan). Por contra ha sabido comprar bueno, bonito y barato: Burak Yilmaz, Jonathan David, Sven Botman, Renato Sanches, Yusuf Yazici, Timothy Weah, Jonathan Bamba, Jonathan Ikoné...

Burak Yilmaz, fichaje gratis

El veterano delantero turco se ha convertido en imprescindible. A sus 35 años, llegó en verano gratis al Lille y su olfato goleador se ha destapado como fundamental en el liderato. 13 goles y la continua amenaza ofensiva. Le ha venido fenomenal al equipo de Galtier. Mezcla a la perfección con Jonathan David. Cuando el equipo tiene problemas el turco es el desatascador. Sus goles serán muy importantes en estas tres finales.

Burak Yilmaz.

Hambre de títulos

El Lille fue ganador de la Ligue 1 en la temporada 2010-2011 con un tal Eden Hazard en el equipo, que junto al Gervinho era el alma del equipo. Rudi García les dirigía desde el banquillo. la Copa de Francia fue la guinda un magnífico doblete. Diez años de sequía que se nota en cada esfuerzo de la plantilla. El Lille tiene hambre de títulos.