CHAMPIONS LEAGUE

Hazard, al ritmo de Bogarde

Las estadísticas no sonríen al belga. Acumula minutos con muy poco gol. Un rendimiento comparable a Litmanen en Barcelona.

0
Hazard, al ritmo de Bogarde
TOBY MELVILLE REUTERS

A Eden Hazard le están pesando las lesiones desde su llegada al Real Madrid. El belga finalizó hace pocas semanas atrás su enésimo proceso de recuperación, pero las sensaciones no mejoran. Tampoco ante el Chelsea, donde no estuvo especialmente lúcido a pesar de jugar casi los 90 minutos.

En su segunda temporada, el belga acumula más de 40 partidos pero un bagaje algo corto en lo que a producción se refiere. Este miércoles jugó su partido número 40 con el Real Madrid sumando 2.389 minutos. En todos estos, apenas ha marcado cuatro goles y ha repartido siete asistencias. Un gol cada diez partidos. Un promedio de 0,1 lejos del 0,31 que ofrecía en el Chelsea e incluso peor que el 0,25 goles por partido que ofreció en su primera etapa como profesional en el Lille.

Desde su cuenta de Twitter, Ramonet Font, de la Cadena SER, afinó con una estadística que pone a Eden Hazard en una tesitura complicada a nivel de números. El belga acumula peores datos que tres fichajes noventeros del FC Barcelona que no se pueden considerar un éxito: Jari Litmanen, Winston Bogarde y Geovanni Deiberson.

El finlandés podría ser el caso más similar. Litmanen llegó a Barcelona después de brillar en el Ajax. Gano la Liga de Campeones en 1995 y ese mismo año sería tercero en el Balón de Oro. Su carrera se mantuvo a excelente nivel, pero su paso por el Barcelona se vio lastrado por las lesiones.

Van Gaal, que fue su entrenador en el Ajax, le trajo pero las dolencias no le dejaron sacar todo su talento. Una historia similar a la de Hazard que arroja datos muy parecidos. El de Lahti jugó apenas 32 partidos con el Barcelona y consiguió cuatro goles, los mismos que Hazard. El nórdico se marchó a Liverpool después de dos campañas.

Con datos similares también aparecen otro ex del Ajax, Bogarde, que suma más partidos y menos goles al ser central. Geovanni Deiberson, que si era atacante, ofreció en Barcelona unas cifras similares a las que el belga está haciendo en Madrid. Poco más de 40 encuentros y apenas tres goles.