CHAMPIONS LEAGUE | CHELSEA 2-REAL MADRID 0 (1-1)

Los verdugos del Real Madrid que se conocen desde los 11 años

Mason Mount y Christian Pulisic, autores del 2-0 en el partido de vuelta, se conocen desde los 11 años. El inglés militaba en la Academia blue, la cual visitó el estadounidense en 2010.

Los verdugos del Real Madrid que se conocen desde los 11 años
CHELSEA FC

“Son muy pocos los futbolistas que llegan”, esa suele ser una de las frases más repetidas por los jugadores que alcanzan la élite. En ella, un trasfondo de lo complicado que es ese camino. Más todavía el compartirla con algún compañero que hayas podido conocer en tu paso por la cantera del equipo en el que te desarrollas. Este último caso es el que han llevado a la excelencia dos de las figuras más importantes del Chelsea: Mason Mount y Christian Pulisic.

Tanto el inglés como el estadounidense cruzaron sus caminos a los 11 años. Mount pertenecía a la Academia del Chelsea, mientras que Pulisic, por aquel entonces, hizo una visita a las instalaciones blues de Cobham. Este hecho tuvo lugar en 2010. Ahora, en 2021, ambos con 22 años no son solo piezas clave para Thomas Tuchel, sino que participaron en la clasificación de los londinenses para la final de la Champions League. Dos de los grandes verdugos del Real Madrid durante la eliminatoria de las semifinales.

Dejaron una de las imágenes del duelo de vuelta. Primero, Pulisic congeló el tiempo tras una magnífica recuperación de Kanté en el centro del campo. El estadounidense frenó sobre la línea de fondo, amagó para tumbar a Courtois y, posteriormente, servirle en bandeja de plata el gol del 2-0 a Mount. El último clavo en el ataúd blanco. Los dos, como si se encontraran en el mismísimo Cobham, corrieron riendo y lanzándose sobre el césped para terminar fundiéndose en un abrazo. Dos niños cumpliendo uno de los grandes sueños que puede tener cualquiera: triunfar con los tuyos.

Mason Mount y Christian Pulisic durante su estancia en la Academia del Chelsea en 2010.

Países Bajos y Derby County, peaje de Mount

No obstante, para que sus caminos se volvieran a cruzar, tuvieron que buscarse sus "habichuelas". Por un lado, Mount dio el salto desde la cantera del Chelsea, a la cual siempre estuvo ligado, hacia el Vitesse de los Países Bajos. Esa fue su primera toma de contacto con el fútbol profesional. Una breve cesión de una temporada que bastó para considerarse como una de las principales joyas del fútbol inglés. 13 goles y 10 asistencias fueron sus gratos registros en apenas un curso.

Tras esto, encadenó su segundo préstamo, esta vez de regreso a Inglaterra. Fue el Derby County de la Championship su destino. Allí coincidiría con el que pasaría a ser su principal valedor: Frank Lampard. Una leyenda de su tan amado Chelsea. Rozó el ascenso con los Rams, luego de cuajar una muy buena temporada: 11 tantos y 6 pases de gol. Esto le bastó para dar el salto al primer equipo blue. ¿El culpable? Exacto, el mismo Lampard, que pasó a ser entrenador del equipo de Stamford Bridge. Pese a sus buenas cifras en la 2019-20, las sensaciones de mejoría en este 2020-21 son notables. Papel de líder en más de una ocasión, ha explotado también de la mano de Thomas Tuchel. No es casualidad que ya haya sido 16 veces internacional con Inglaterra.

Dortmund como lanzadera

Por su parte, la trayectoria de Pulisic ha sido bien distinta. Desde los 16 años formó parte del Borussia Dortmund. No obstante, esa precocidad no le detuvo. Desde entonces, fue quemando etapas a la velocidad de la luz. Solo un año después de fichar por los ‘negriamarillos’, llegó su debut como profesional. Un total de tres temporadas con los alemanes fueron suficientes para captar la atención de los grandes equipos de Europa.

Así, fue como el Chelsea desembolsó un total de 64 millones de euros por él. Por tanto, en 2019, Mount y Pulisic volvieron a verse las caras. Eso sí, pese a un buen primer curso del estadounidense (10 goles y 10 asistencias), esta temporada le ha costado arrancar. Las lesiones y la poca confianza de Lampard lastraron su rendimiento. Hasta que llegó el 2021. Año nuevo, vida nueva. Algo que ha llevado casi al pie de la letra el ‘Capitán América’. De la mano de Tuchel, ha recuperado la sonrisa. No son casualidad sus cinco dianas en este último mes y medio. Entre ellos, uno al Real Madrid en la ida y la asistencia en la vuelta. Ahora, Mount y Pulisic comparten once del escudo que llegaron a defender juntos en 2010 durante un corto periodo de tiempo. Los niños de Cobham sonríen. Estarán en Estambul.