SEMIFINALES (VUELTA) | CHELSEA - REAL MADRID

Miedo en el Chelsea por el nivel físico de Kanté

Tuchel mima al francés sabedor de su potencial y de la importancia que ha de tener en el partido de vuelta ante el Madrid. Hoy se perfila como titular y trascendental.

Miedo en el Chelsea por el nivel físico de Kanté
JAVIER SORIANO AFP

N’Golo Kanté volvió a ser el gran N’Golo Kanté el pasado martes en Valdebebas. El jugador de los tres pulmones fue elegido MVP de la semifinal de Champions ante el Real Madrid (1-1), un reconocimiento que se labró a base de hacer kilómetros (11,1km con una velocidad máxima de 28,6 km/h) y de recuperar balones (7). Su mapa de calor fue viral: "Alrededor del 71% de la superficie de la Tierra está cubierta por agua, el resto por N’Golo Kanté", tuiteó su club, el Chelsea. Pero dudan sobre su estado físico actual y si aguantará el rirmo de otro partido tan exigente en tan poco tiempo.

Aunque las redes se llenaron de mensaje de asombro ante la actuación de Kanté, por ejemplo su excompañero Cesc Fábregas: "N’Golo siempre ha sido un jugador para los grandes partidos. Nunca hay que dudar de él. Vale por dos". Su entrenador, Thomas Tuchel, evidenció su grado de exigencia en general y con el francés en particular: "Una actuación fantástica, sí, pero desgraciadamente falló un poco en el último pase. Podría haber sido incluso más decisivo de cara al gol, porque conducía en la parte de atrás del mediocampo del Real Madrid. Pero vamos, en cualquier caso una actuación muy, muy buena".

Ni el estado físico ni el emocional han favorecido a Kanté en los últimos tiempos. El mediocentro, que perdió a su hermana por un ataque al corazón poco antes del Mundial y que él mismo se desmayó durante un entrenamiento, confesó al club su miedo a contraer la COVID-19 tras el confinamiento, cuando se planteaba el regreso de la Premier. El Chelsea le dio permiso para entrenarse por su cuenta, y de los 9 partidos que disputaron los londinenses a final de la pasada temporada, Kanté apenas participó en 4 de ellos.

En lo estrictamente deportivo, tras vivir una etapa plácida con Frank Lampard, durante esta temporada una pequeña lesión y la llegada de Tuchel le complicaron nuevamente las cosas. Las molestias en el muslo izquierd que le habían lastrado durante el tramo final de enero coincidieron con la llegada del alemán, que prefería una medular formada por Kovacic y Jorginho.

La manía de Tuchel

Sin embargo, el técnico alemán siempre ha tenido claro que debía recuperar al mejor Kanté para hacer crecer a un equipo tan joven. Thomas Tüchel contó ayer que tiene una costumbre al acabar cada partido. Cuando pita el árbitro, el técnico alemán se acerca a uno de los suyos y el elegido siempre es N'Golo Kanté, a quien abraza efusivamente. "Kanté tiene que asumir que necesito abrazarle. Lo hago siempre y lo necesito, así que debe vivir con eso". No es casual, ni el gesto ni el elegido.

Kanté ha vuelto

Las apariciones de Kanté con Tuchel han sido contadas, aunque su nivel siempre ha sido bueno. En Valdebebas, ante la lesión de Kovacic, renació aquel jugador que llegó a los 100 millones de valor de mercado, que llegó a ser considerado el mejor mediocentro del mundo, que ganó la Premier con el Leicester y el Mundial con Francia.

El mejor Kanté ha vuelto, pero Tuchel y el Chelsea, como publican medios británicos, tienen miedo a una posible recaída física, que el desgaste le pase factura en un momento clave, y por eso el alemán le ha dosificado (no fue titular ante el Fulham) porque necesitan al mejor Kanté para contener al Madrid de Zidane hoy en la vuelta de las semifinales de Champions en Stamford Bridge. El éxito final del Chelsea dependerá mucho del estado físico y del acierto de Kanté y eso preocupa en el entorno 'Blue'.