ITALIA

Lukaku, 27 goles y una promesa

El belga ha vivido “la mejor temporada de su carrera” y quiere quedarse en el Inter, apagando los rumores. Un gran trozo del scudetto llegó gracias a él...

Lukaku, 27 goles y una promesa

Si Antonio Conte ha conseguido romper la hegemonía de la Juventus ganando un campeonato en el que no tuvo rivales, mucho se lo debe a Romelu Lukaku. Parece increíble, hoy por hoy, recordar que hubo quien criticó al belga, que desde que aterrizó a Italia no ha dejado de jugar y marcar goles. Van 61 en 92 partidos, 27 en los 41 de este curso, 21 en los 33 choques de liga. Una máquina perfecta para el juego del italiano, que marca tantos, asiste (lo hizo nueve veces este año), ataca la profundidad, gestiona el ritmo de juego…

El belga es el guerrero ideal para el 3-5-2 de Conte, que se agarra a su fuerza y su técnica. El punta este año solo estuvo ausente tres veces: ante el Real Madrid en la Champions, el Parma en la Liga y la Juve en la Copa italiana. Los resultados hablan claro: el Inter no ganó ninguno de esos partidos, sumando dos derrotas y un empate. Sin él, habría sido imposible encadenar las dos rachas de triunfos (ocho y once) sobre las que se construyó el scudetto y sin él parece imposible imaginar el Inter del futuro.

Y, al parecer, él tampoco se ve sin la camiseta nerazzurra: "Es la temporada más bonita de mi carrera", dijo a 'La Tribune', "quiero abrir una era en el Inter". Una promesa clara, que apaga todos los rumores y es muy distinta de las últimas declaraciones de Conte, que sigue dejando su futuro en el aire. El primer 'tifoso' del míster es justo Lukaku: "Lucharé hasta la muerte por él. Siempre pensé que con Conte habría podido mejorar de verdad".

"Es la temporada más bonita de mi carrera..."

Lukaku

Lukaku está feliz en Milán, se siente ya el centro del proyecto y el domingo, cuando el scudetto fue oficial, decidió celebrarlo entre la gente. Literalmente: "Pensé que habría sido bonito salir con el coche entre los tifosi y estoy feliz por haberlo hecho". Es el rey de Milán, como él mismo escribió en Instagram, lanzando otra pulla a su rival Ibrahimovic: "El verdadero dios ha coronado al rey. ¡Y ahora inclínense!". Se lo ha ganado.