BRASIL

La eterna juventud de Dani Alves en las filas de Sao Paulo

El jugador de 37 años vive un momento fantástico de forma que le permite jugar un partido tras otro a gran nivel en el exigente calendario del equipo paulista.

El jugador de 37 años vive un momento fantástico de forma que le permite jugar un partido tras otro a gran nivel en el exigente calendario del equipo paulista.
Pool Getty Images

Dani Alves vive uno de los momentos más plenos dentro de su extensa y exitosa carrera. El futbolista de 37 años es una pieza fundamental en el Sao Paulo dirigido por Hernán Crespo y a pesar de su edad ha sido capaz de jugar cada uno de los minutos de los últimos seis partidos del equipo paulista en tan solo 19 días. Dos de ellos en Copa Libertadores, donde ha brillado tanto con la pelota en la dirección del juego como en defensa con enormes esfuerzos en la recuperación.

En este 2021 ya ha jugado 20 partidos y solo en uno de ellos fue sustituido. En el último año, es decir desde el 30 de abril de 2020, cuando aún la competición estaba detenida por la pandemia, ha acumulado 4.537 minutos, una auténtica barbaridad dentro del exigente calendario del equipo paulista. Aunque en el final del Brasileirao bajó su nivel, como todo el equipo, ahora con la llegada del nuevo técnico parece renovado en todos los sentidos y motivado para añadir un título más a sus vitrinas.

Centrocampista o carrilero

Dentro de las estadísticas avanzadas que analizan su juego se puede ver como incluso ha mejorado aspectos, en relación a toda su trayectoria, como las carreras, en un ida y vuelta constante en la medular, y los duelos, mucho más habituales en el centro del campo que en el lateral, donde desarrolló toda su carrera en Europa. Desde que llegó a Sao Paulo impuso la calidad técnica que siempre ha atesorado y que le permite dar inicio a la ofensiva del equipo Tricolor cerca de los centrales y también llegar al área rival para decidir con pases definitivos. Llama la atención el acierto del 89% en sus pases a lo largo de este 2021.

En los últimos cuatro partidos, donde ha sido recolocado como carrilero, ha repartido tres asistencias y ha sido fundamental en la actual racha de ocho triunfos consecutivos. En este cambio táctico de Crespo que le ha devuelto a la banda en una defensa de tres zagueros centrales, Alves está más involucrado en ataque y en la construcción del juego. Además queda menos exigido en defensa y el equipo aprovecha todo su talento. Según los datos de Sofascore, ha promediado en estos cuatro partidos 99,5 acciones con la pelota, ha sumado 15 pases decisivos y de sus 31 centros intentados, 12 acabaron en remate.

Mapa de juego

En este mapa de acción del ex de Sevilla, Barcelona, Juventus o PSG se observa su presencia de los últimos juegos disputados como carrilero derecho y también sus apariciones constantes en la medular, tanto en la zona ofensiva como defensiva.

No obstante, el porcentaje de apariciones en la parte más retrasada del costado diestro disminuye respecto a otras zonas más adelantadas de esa banda, siempre protegido por el central que actúa en ese sector, normalmente Arboleda, jugador físico capaz de cubrir ese carril. Esto le permite resistir mejor en los esfuerzos y ser más importante balón, donde Sao Paulo puede sacar más provecho de sus condiciones.