PRIMERA IBERDROLA | ATLÉTICO 0-0 RAYO V.

La entrega del Rayo anula al Atleti en un derbi descafeinado

Las rojiblancas acumulan cinco jornadas sin ganar en el campeonato nacional. Las vallecanas se llevan un empate muy valioso para la permanencia.

La entrega del Rayo anula al Atleti en un derbi descafeinado
DANI SANCHEZ DIARIO AS

Sigue sin ganar en Liga el Atlético. Y ya van cinco jornadas. Las rojiblancas sumaron un nuevo empate ante el Rayo (0-0) y se pierden en mitad de tabla, con la Champions a quince puntos. El conjunto rayista se armó en defensa y le dio a probar a las locales de su propia medicina, con un juego basado en la resistencia. Consiguieron las vallecanas su objetivo, con un punto que les permite seguir con buen rumbo (5 jornadas seguidas puntuando, con 4 empates y 1 victoria) hacia la permanencia.

El escudo del Rayo repelió cualquier intento ofensivo del Atlético en la primera parte. El conjunto visitante se presentó muy sólido atrás y sólo le temblaron las piernas en un cabezazo de Van Dongen que se marchó por encima del larguero y en una ocasión de Tounkara en la que Larqué no dudó bajo palos. Asentadas en defensa, las de Santiso apenas molestaron a Peyraud-Magnin en el área rojiblanca, casi desierta durante el primer tiempo.

El dominio fue del Atlético. Aunque las rojiblancas no supieron cómo desquitarse de la presión para mirar a puerta con comodidad y contundencia. Así, el duelo se marchó a vestuarios con empate a cero en el luminoso, con la sensación de que las ideas no terminan de cuajar entre las de José Luis Sánchez Vera. Con Deyna en el banquillo y las carreras de Ludmila sin final feliz, el conjunto atlético se empezaba a encontrar con un escenario de dudas que volvía a repetirse en Liga.

Tras el descanso, el técnico rojiblanco introdujo pólvora fresca con la entrada de Laurent por una Njoya Ajara muy desaparecida, pero el encuentro siguió con un rumbo complicado para las locales. Larqué lo dio todo bajo palos, incluso rechazó el cambio tras un golpe en la cabeza y fue cambiada en el tramo final tras otro lance del juego. La meta rayista estuvo respaldada por un equipo muy solidario, en el que todas y cada una de sus jugadoras defendieron como si no hubiese un mañana.

El Rayo Vallecano resistió con gran fortaleza hasta el final

Con el paso de los minutos, el cuadro vallecano empezó a arriesgar con tímidas llegadas a la contra. Pese a esto, el Rayo no pudo hacer sufrir a su rival tanto como estaba ocurriendo de manera inversa. Ahogadas, las de Santiso achicaron agua con gran desesperación y pecaron en ocasiones con muchos espacios en la línea de tres cuartos. Aunque todo ello daba la sensación de ir a favor de las visitantes, con un Atlético que no logró aprovechar los errores para hacer daño en ataque.

La frustración de las rojiblancas fue creciendo con el paso de los minutos, con un juego más que atropellado. Las interrupciones por las faltas, por una doble intervención médica a Larqué y por los continuos balones perdidos en banda y en la línea de fondo enfrío el partido en el tramo final. Con un tiempo de descuento de 11 minutos, el encuentro se alargó sin reacciones, con el protagonismo de un disparo al palo de las locales.

No se lo creían las rojiblancas, con una mochila que cada vez suma más peso en su espalda. Ni el derbi les dio la oportunidad de cambiar de aires. Mientras, el Rayo terminó sacando un punto más que valioso para seguir caminando a la permanencia. Un empate que de poco vale para el peor Atlético que se ha visto en los últimos años en el campeonato nacional. Sólo queda la Copa (están en semifinales tras eliminar a la Real) para sacar algo positivo de una temporada desastrosa para las rojiblancas.