FRANCIA

El enigma Draxler y la encrucijada de Leonardo

El alemán, objetivo del Sevilla, terminaba contrato y parecía fuera del PSG. Ahora Leonardo le ha ofrecido un año más. Acudir al mercado puede ser peor y no quiere repetir errores.

0
Draxler, durante el patido ante el Angers.
GONZALO FUENTES REUTERS

Julian Draxler ha entrado en sus dos últimos meses de contrato con el PSG y su futuro sigue sin definirse. El alemán, con poco peso en los esquemas del equipo, tuvo un pie y medio fuera durante el pasado mercado de enero, cuando el PSG intentó sacar rendimiento económico con él intentando utilizarle para abaratar alguna otra operación. Finalmente, el extremo permaneció en el PSG, dando por hecho que a final de temporada dejaría el club, ya que no estaba teniendo los minutos que deseaba.

El Sevilla era uno de los equipos que habían llamado a su puerta, pero ahora se explica en Francia hay un nuevo escenario. Pochettino, pese a que tampoco cuenta con él como titular, le habría pedido a Leonardo mantenerlo en la plantilla, según explica L'Equipe y el director deportivo del PSG le ha ofrecido un año más de contrato al germano, que aún no habría contestado. Llama poderosamente la atención puesto que en enero Leonardo intentó pactar con el Tottenham un intercambio ofreciendo a Draxler a cambio de Dele. La operación no se llevó a cabo.

Draxler cumple su quinta temporada en el PSG. Llegó a Francia en 2016 procedente del Wolfsburgo, con la etiqueta de ser una de las grandes promesas del fútbol europeo. A sus 27 años, no se puede decir que en el PSG haya confirmado lo que se preveía de él, después de pagar 36 millones. El jugador ha estado siempre en el punto de mira de Monchi. El PSG, como tantos otros, ha sufrido unas pérdidas enormes a causa de la pandemia. Draxler no es un jugador prioritario, pero acudir al mercado para encontrar a un sustituto puede ser peor. La situación se revela enigmática después de hace semanas parecía que iba a haber una solución clara. Draxler iba a salir, pero ahora todo puede cambiar por las necesidades de su equipo.

Leonardo también ha aprendido la lección. El pasado verano perdió gratis a Thiago Silva, a Cavani y a Meunier. Jugadores que habían tenido su peso. Después, se supo que sobre la bocina había intentado retener a Thiago Silva, pero el brasileño ya se había comprometido con el Chelsea. Meunier se marchó y la posición de lateral derecho es una de las que más quebraderos de cabeza le dan a Pochettino. Ahora con Draxler, Leonardo no quiere pillarse los dedos. No es un jugador vital, pero los factores hacen que igual lo mejor es mantenerle en la plantilla. No anda holgado el PSG, que, entre otras cosas, quiere atar la continuidad de Neymar y de Mbappé. Leonardo está en una encrucijada y no quiere repetir errores.