LEVANTE

Un disparo a puerta en cinco de los últimos ocho encuentros de Liga

El Levante solo chutó en una ocasión entre los tres palos frente a Elche, Sevilla, Eibar, Betis y Real Sociedad.

Un disparo a puerta en cinco de los últimos ocho encuentros de Liga
FITO GONZALEZ DIARIO AS

El Levante se ha secado de cara a portería y ha caído en la clasificación de forma acentuada en las últimas jornadas. Los de Paco López pasan por una crisis ofensiva: cuatro goles en los últimos dos meses y, lo más destacable, un disparo a portería en cinco de los últimos ocho encuentros de Liga. Los números preocupan.

Frente a Elche, Sevilla, Eibar, Betis y Real Sociedad el conjunto de Orriols acometió un solo lanzamiento entre los tres palos en la secuencia de encuentros ligueros de marzo y abril. En el mejor de los casos, frente a Valencia, Villarreal y Huesca, realizó tres disparos. Unas estadísticas que reflejan el momento del equipo, acostumbrado a asediar la portería contraria.

El derbi valenciano en Orriols y la victoria en Ipurua como únicos puntos cosechados. Puro oro para el poco bagaje ofensivo de este paseo por el desierto del conjunto de Paco López. El resto, derrotas. No obstante, sin esos seis puntos, el Levante estaría a día de hoy metido en un lío.

La caída del equipo se ha acentuado en las últimas tres jornadas, en las que ha pasado de estar a rebufo del Villarreal, precisamente la dura derrota en casa frente a los de Emery marcó el cambio de tendencia, a navegar sin rumbo en la clasificación.

Con nueve puntos por encima del descenso, con una tendencia en los últimos cinco encuentros que tan sólo empeora el Eibar, empatados junto a Valencia y Valladolid, con tres puntos cosechados, la plantilla ahora está más pendientes de mirar hacia abajo.

"No queremos estropear la buena temporada que estamos haciendo", remarcaba el técnico de Silla tras la derrota en el Martínez Valero, la tercera consecutiva del equipo. Lo cierto es que se ha pasado un ambicioso final de temporada a transitar de puntillas por las últimas jornadas. "Aún queda mucho, tenemos mucho que decir. Hemos hablado dentro del vestuario, tenemos ganas y al final es lo que cuenta, estar unidos y que queramos", apuntaba Miramón a su regreso. Quedan cinco jornadas.