SUPERLIGA

Piden explicaciones a Boris Johnson por la Superliga

El primer ministro británico se reunió con el United antes del anuncio y estos entendieron que estaba a favor de la competición. Posteriormente mostró una opinión contraria.

Boris Johnson.
IAN FORSYTH AFP

Boris Johnson ha sido una de las voces públicas más críticas con la Superliga desde que el domingo 18 los doce clubes fundadores anunciaran oficialmente su lanzamiento, entre ellos, el 'Big-Six' de la Premier. "La Superliga podría atacar el corazón de las ligas nacionales y eso concierne a aficionados de todo el país. Los clubes envueltos deberían responder a sus fans y a la comunidad futbolística en general antes de tomar más decisiones", publicó en su cuenta personal de Twitter.

Sin embargo, ahora es él quien debe responder a la comunidad. 'The Guardian' informa de que ahora se le insta a dar explicaciones acerca de su posicionamiento sobre el proyecto. ¿La razón? La información compartida por 'The Times' en la que esgrimía que Johnson tuvo una reunión diez días antes de que la Superliga tomase cuerpo con Ed Woodward. En ella, el todavía (dimite a final de curso) vicepresidente ejecutivo del Manchester United salió con la impresión de que el político estaba a favor de la propuesta.

No obstante, y como avanzábamos, en el momento que explotó la bomba, la postura pública del líder del Partido Conservador fue muy diferente. De ahí que los laboristas le pidan ahora explicaciones, con Jo Stevens, uno de los miembros más notables de la oposición, a la cabeza. Stevens ha pedido que se tenga conocimiento de las conversaciones tratadas en dicha reunión, así como saber por qué se concretó, quiénes estaban presentes y si Boris Johnson o algún otro miembro del gobierno se ha reunido con alguno de los otros cinco clubes fundadores, véanse Manchester City, Tottenham, Arsenal, Liverpool o Chelsea.

"El pueblo británico merece una explicación"

"De nuevo, la integridad de Boris Johnson está en duda. El público tiene derecho a saber que le fue prometido al Manchester Untied por los responsables y por el primer ministro. Si Johnson apoyó a la Superliga y luego dio la espalda al plan, entonces el pueblo británico merece una completa, clara e inmediata explicación y una disculpa", ha dicho Stevens.

En tanto que el gobierno, por su parte, ha negado categóricamente que el primer ministro tuviera constancia alguna del plan y defienden que la conversación que tuvo Boris Johnson con Ed Woodward fue algo breve y casual, puesto que se encontraron en el pasillo de manera repentina.