URUGUAY

Agustín Álvarez, la nueva máquina goleadora de Uruguay

El delantero centro de 19 años de Peñarol domina tanto en el campeonato local como en Copa Sudamericana y ya tiene una cláusula récord en su club.

El delantero centro de 19 años de Peñarol domina tanto en el campeonato local como en Copa Sudamericana y ya tiene una cláusula récord en su club.

Agustín Álvarez Martínez debutó como profesional en septiembre del año pasado y en apenas siete meses se ha convertido en uno de los delanteros jóvenes más prometedores de Sudamérica. Desde sus primeros partidos ya hizo goles importantes para Peñarol en el campeonato local, donde sumó 10 dianas, y en sus tres primeros partidos a nivel continental, en Copa Sudamericana, ha convertido cuatro goles.

Ya se ha convertido en el jugador más joven del equipo charrúa en conseguir esa cifra de tantos en el segundo torneo más importante a nivel de clubes y después del doblete anotado contra Sport Huancayo se ha anunciado una renovación con Peñarol  hasta 2024 que ha significado un incremento importante en su cláusula de rescisión, hasta los 20 millones de dólares, una cifra que jamás se había alcanzado en el gigante de Montevideo.

Álvarez es un futbolista que domina el área como pocos, ofrece una efectividad admirable para un futbolista de tan corta trayectoria y su físico parece adaptado para la élite. En el remate de primera muestra la mayoría de sus goles, ya se con un remate de cabeza excelente o con su pierna diestra, la habitual en sus golpeos.

A pesar de tener la competencia de dos jugadores como Nahuelpán o Schiappacase, es indiscutible su presencia en el once. Las cifras no dejan lugar a dudas y parece difícil que si mantiene este acierto de cara al arco pueda cumplir el contrato firmado hace escasas horas.

Para dar un salto de nivel en su juego, debe aparecer más en la asociación y mejorar el juego de espaldas cuando recibe fuera del área. Algo que de momento no necesita en un equipo como Peñarol, que domina la mayoría de partidos y con compañeros que le abastecen con balones de calidad. Ahí se desenvuelve como pez en el agua, solo por su colocación y olfato decide los partidos con una facilidad pasmosa.

Transfermarkt apenas lo valora aún por 700.000 euros, una cifra que no coincide con todo lo que ofrece en el campo. En el campeonato uruguayo probablemente desde la explosión de Maxi Gómez con Defensor Sporting no aparece un atacante tan determinante y su traspaso puede ser, como en el caso de su cláusula, de cifra récord. La venta más alta de Peñarol hasta el momento es la de Brian Rodríguez, que se fue a Los Angeles FC por 10,4 millones de euros. Luego aparece el traspaso de Pellistri al Manchester United por 8,5.