LAS PALMAS

El debate sobre Pepe Mel se alimenta

Tras las declaraciones de Ramírez el pasado lunes donde adelantaba una próxima reunión con el entrenador, los medios insulares cuestionan su continuidad.

El debate sobre Pepe Mel se alimenta
ELOY ALONSO DIARIO AS

No parece tan clara la renovación de Pepe Mel solo unas horas después de que el máximo accionista y presidente de la entidad, Miguel Ángel Ramírez, hablara para los medios oficiales del club afirmando su predisposición a sentarse con el entrenador madrileño en las próximas semanas para llegar a un acuerdo en cuanto el club sellara la permanencia. Como acostumbra cada temporada, el dirigente es ambiguo en su discurso y filtra a la prensa local mensajes contrarios.

Tras el empate ante el Málaga y nadando en la zona media de la tabla, en la undécima posición con 46 puntos, a 10 de la promoción y a 10 de la quema descenso, con siete jornadas por disputarse, Las Palmas navega en una zona tranquila a punto de sellar la permanencia. Objetivo inicial cumplido, tal y como se le pidió en un principio a Pepe Mel en un año marcado por la pandemia, donde la UD además ha sido constantemente golpeada por la COVID-19 en forma de bajas y lesiones. Sin embargo, se retrasa la renovación del técnico y Ramírez la dilatará en el tiempo como confirmó el pasado lunes comentado en la radio del club diciendo que “tal y como se está dando a situación, en varias semanas deberíamos certificar la permanencia, será el momento en que la dirección deportiva me diga su opinión sobre el entrenador y lo que el club quiere hacer". Eso sí, por otro lado se mostraba satisfecho con su trabajo, manifestando que “siempre he dicho que estoy contento con el míster, que me gustaría que (Mel) continuara y estoy completamente seguro que él quiere continuar. Cuando llegue el momento se hablará y se tome un acuerdo sobre esta decisión".

Pero solo 48 horas más tarde los medios de referencia de la isla dan mensajes contradictorios sobre la posible continuidad del técnico, comentando, por un lado su posible salida al final de temporada y, por otro, su continuidad sí o sí, juego habitual del mandatario amarillo cada curso para agitar el árbol.

Tras el encontronazo de Mel hace unas fechas con el jefe de la radio del club, habrá que ver cómo se toma el madrileño este juego con su figura cuando ha cumplido con su cometido en un año complicado y con una plantilla joven y escasa de efectivos en defensa.