HÉRCULES

Ramírez se planta y Ortiz busca un nuevo socio inversor

El empresario vasco, después de siete temporadas en el Hércules, no tiene previsto invertir el próximo curso. Lleva un mes apartado de la gestión.

Ramírez se planta y Ortiz busca un nuevo socio inversor
FITO GONZALEZ DIARIO AS

La derrota ante el Lleida dejó secuelas importantes en los despachos del Rico Pérez. Juan Carlos Ramírez, esa misma semana y tras ver cómo se ponía muy cuesta arriba la clasificación del Hércules para la Primera RFEF, dijo basta. El empresario vasco tomó la decisión de apartarse como ya ha hecho y amenazado en repetidas ocasiones en los siete años que lleva compartiendo la gestión con Enrique Ortiz, pero esta vez parece que va en serio.

Ramírez se plantó y anunció que no iba a poner ni un euro más de aquí a final de temporada. La decisión radical pilló a Enrique Ortiz lejos de Alicante. Ramírez se mostró firme y ya no abonó la nómina de abril ni a empleados ni a jugadores. El vasco ni siquiera presenció el partido ante el Badalona desde el palco del Rico Pérez. A partir de ahí, fue el propio Ortiz el que cumplió con el compromiso mensual. Otra muestra más de que Ramírez está 'fuera' es que no participó el pasado martes en una reunión con Unidad Herculana, un grupo de aficionados que se interesó por la situación del club. Fue el propio Ortiz el que les atendió personalmente.

Ramírez ha tenido más problemas que Ortiz para cumplir con los pactos que puso el director deportivo sobre la mesa antes de firmar el pasado verano. Y es que el segoviano tampoco ha conseguido que Ramírez apostase firmemente por el proyecto hasta el final, como ya ocurrió con Dani Barroso y Javier Portillo en otras etapas. Hasta el pasado mes de marzo, Ramírez fue cumpliendo con plantilla y empleados, pero, según desvelan algunas fuentes, siempre lo hizo con muchas reticencias. El hecho de no contar con el millón de euros que se ingresan en conceptos de abonos y taquillas por la pandemia trastocó sus cuentas. Durante el curso, amenazó en varias ocasiones con hacer un ERTE.

Ortiz, que ha entendido mucho mejor que el proyecto de Del Pozo era a medio plazo, ha tenido que cubrir la ausencia de Ramírez en el día a día en cuanto a los pagos. Salvo sorpresa, el empresario alicantino lo seguirá haciendo en solitario hasta final de temporada. No obstante, Ortiz no arroja la toalla en su intento de reconducir su situación con su 'socio' para que al menos termine la temporada, tal y como se comprometió.

No obstante, Ortiz, sin el respaldo de un Ramírez que lleva apartado de la primera línea desde hace un mes aproximadamente, ya está buscando un nuevo socio inversor para la próxima temporada. El dueño del Hércules es consciente de que la situación con Ramírez, tras siete temporadas, costará mucho de reconducir y necesita encontrar un nuevo compañero de viaje para compartir los gastos de un proyecto que en los últimos años ha oscilado entre los tres y los cuatro millones de euros.