FÚTBOL FEMENINO | DANAE BORONAT

"Los jugadores tienen miedo a que el fútbol femenino crezca"

La periodista habla con AS tras publicar su libro 'No las llames chicas, llámalas futbolistas', en el que se denuncia las desigualdades en esta categoría.

0
"Los jugadores tienen miedo a que el fútbol femenino crezca"
Danae Boronat

"Eres una gorda", "Lo que necesitas es que te metan una guindilla por el culo", "A ti lo que te hace falta es un buen macho", "¿Tú sabes cómo fecundan los gallos a las gallinas? (Mientras le pellizcaba el culo a la propia jugadora"... ¿Sería posible escuchar estas frases en un vestuario? En España, durante 27 años, fueron muy comunes todas estas y muchas más. Y llevaron la firma de Ignacio Quereda, seleccionador español entre 1988 y  2015.

Un capítulo para olvidar que es denunciado en el libro "No las llames chicas, llámalas futbolistas" de Danae Boronat (Tarragona, 1985). Y que, para ello, toma el testimonio de grandes estrellas de la Primera Iberdrola como Sonia Bermúdez (retirada), Jenni Hermoso, Vicky Losada y Alexia Putellas, jugadoras del Barça, o Marta Corredera, lateral del Real Madrid, entre otras figuras. La periodista y presentadora de televisión especializada en deporte ofrece un paseo por la historia más reciente del fútbol femenino español. Un recorrido que destapa las fortalezas de esta categoría y también las grandes desigualdades, con una especial mención a los vergonzantes comportamientos machistas u homófobos, entre otros, que dejó a su paso Ignacio Quereda.

Un relato que fue destapado casi sin querer por Danae Boronat, que relata en una entrevista exclusiva con AS las claves de su recién publicado libro. La periodista, primera mujer en narrar un partido de fútbol en Primera División masculina y narradora de encuentros en el pasado Mundial de Francia 2019, buscaba relatar el proceso del fútbol femenino español. Sin embargo, encontró mucho más, con testimonios que relatan la dureza de las vivencias que experimentaron varias décadas de futbolistas en España. "Generaciones y generaciones de futbolistas llegaban al equipo de sus sueños y este se convertía en su principal pesadilla. Es tan grave... Muchas lo dejaban porque no soportaban esa situación. La de talento que se habrá perdido en el fútbol femenino porque las trataban como una mierda", puntualiza Danae, que apunta: "Hay testimonios que me parecen muy graves".

"Ellas lo habían normalizado"

La figura de Ignacio Quereda anuló a aquellas mujeres hasta el punto de que todas asumieron lo sucedido como un peaje que tenían que pagar por ir a la Selección, por ser internacional con la camiseta de su país. "Ellas lo habían normalizado y me lo contaban con naturalidad. Yo no había seguido el fútbol femenino de cerca y desconocía si todo esto se sabía. Se había contado algo, pero había testimonios que nunca habían salido. Las jugadoras me decían que nunca los contaron por miedo. Hubo pasotismo entonces con esas mujeres. Ahora, la sociedad es más sensible con estas cosas y las mujeres no consentimos tanto como hace veinte años", añade la periodista catalana, a la que alguna jugadora incluso ha pedido ocultar su identidad por miedo.

Sigue habiendo temor a represalias porque, tal y como subraya Danae, "todavía no se sienten 100% respaldadas". La presentadora de televisión relata que, entre las reacciones a su libro, sigue habiendo muchos comentarios en los que se pone en duda los testimonios de las jugadoras y en los que, incluso, se le restan importancia. "Cuando ves esto, entiendes por qué hay gente aún que no se atreva a denunciarlo. Yo he recibido llamadas de que Quereda no es ni ha sido el único en el fútbol femenino. Ha habido muchos entrenadores que actúan de la misma forman", afirma.

La propia Danae admite que el machismo en el fútbol es más que una realidad. Desde periodistas a jugadoras. "Todas lo sufrimos", destaca, antes de proseguir: "Me he encontrado con hombres que por ser yo mujer piensan que saben más que yo sobre fútbol y con la condescendencia de compañeros, responsables e incluso futbolistas o entrenadores. Mis preguntas en sala de prensa se cuestionaban más que las de mis compañeros...", cuenta Danae, que pone el foco en todo lo que queda por hacer en el fútbol femenino. "Dicen que el fútbol femenino ha avanzado mucho, pero yo creo que queda mucho por avanzar. Hemos dado los primeros pasos, pero quedan muchos años por delante de trabajo", remarca.

"Intentan bunkerizar el fútbol femenino como se ha hecho con el masculino"

En este crecimiento ha llegado un nuevo actor desde hace un año, un Real Madrid en el que la periodista echa en falta más campañas y más visibilidad del fútbol femenino. "En el caso del Real Madrid no puedes aplicar los mismos criterios de tu equipo masculino en el femenino porque las realidades son diametralmente opuestas. Tú tienes que mostrar y dar a conocer a tus jugadoras para que la gente quiera seguirlas y cree esa interacción con ellas. El Real Madrid no cree en su equipo femenino y está desaprovechando la oportunidad de impulsar el fútbol femenino con la fuerza que tiene cualquier cosa que haga este club. Se le puede exigir mucho más", explica.

Una crítica en la que va más allá: "Lo que no entiendo es que el Real Madrid y otros clubes cada vez intentan más bunkerizar el fútbol femenino como se ha hecho con el masculino. Para mí demuestran que no han entendido nada o no se creen verdaderamente su proyecto femenino. La gente tiene que conocer a tus jugadoras para que luego vean sus partidos, se compren sus camisetas y se empiece a mover más rápido esa rueda del fútbol femenino. Muchos aún dicen que esta categoría no vende. No vende porque hay que contribuir primero para que la rueda empiece a rodar".

"Necesitamos que los jugadores vayan a verlas a los partidos y que tengan más gestos"

En esta línea, Danae valora la involuntaria campaña surgida en redes sociales tras el acoso que sufrió Misa Rodríguez, portera del Real Madrid. "Me sorprendió la campaña y que haya sido tan potente, con el hecho de que se sumaran tantos clubes. Y celebro que la respuesta a algo tan lamentable haya sido esta. Pero, sinceramente, creo que hay un poco de postureo. Lo necesario es que estas campañas no surjan como respuesta a un ataque. Que Asensio salga a defenderla es plausible y lo aplaudí, pero es que es lo lógico. Es lo normal. No tiene nada de extraordinario ni tiene un gran mérito que lo haga. Para mí, el gran mérito sería que, sin que pase nada, un jugador del Real Madrid, del Barça, del Atlético o del que sea, subiera una foto con una jugadora y dijera 'Misma Pasión'. Necesitamos que los jugadores vayan a verlas a los partidos y que tengan más gestos...", reclama la periodista, que destaca los casos puntuales de Borja Iglesias o Griezmann, que han apoyado a sus compañeras en varias ocasiones.

"Como en el mundo del fútbol mandan mayoritariamente hombres, necesitamos que ellos entiendan que hay que apoyarlas y que lo hagan. Desde los futbolistas a entrenadores, directivos... Necesitamos que los hombres cambien el chip y eso será básico. Creo que hay mucho egoísmo entre los futbolistas, que tienen miedo a que el fútbol femenino crezca y que haya que repartir el pastel. Esa tarta que ahora es tan jugosa y que ahora mismo se llevan ellos al 98% tendrán que repartirla cuando ellas sigan avanzando y reclamando", continúa destacando Danae Boronat.

"El fútbol es uno de los últimos reductos que le quedaban al hombre"

La comunicadora de Tarragona termina su entrevista evaluando la situación actual del fútbol femenino en una sociedad que aún pelea por el machismo en todas sus facetas. "El fútbol femenino en España todavía no se quiere vender. No se han hecho esfuerzos para venderlo como se merece. Yo creo que todo se sostiene en una estructura de sociedad machista en la que todos nos hemos criado. Esta es la base de esta discriminación porque en el baloncesto y en el balonmano no pasa. El fútbol es uno de los últimos reductos que quedaban al hombre y se niega a admitir que no es un deporte sólo para hombres y de hombres. Se han resistido durante décadas al acceso de la mujer a este mundo, ya sean jugadoras, entrenadoras, periodistas...", indica.

Y, sentencia: "Lo de Quereda durante 27 años no ha sido casualidad. Es algo buscado, consentido y permitido porque a nadie le interesaba que el fútbol femenino creciera en España porque si no las jugadoras iban a empezar a pedir mejoras. A nadie le ha interesado que esto creciera. Han tenido que ser ellas a base de éxitos deportivos las que están llamando la atención. No es que la sociedad haya cambiado el chip de la noche a la mañana y diga 'uy, que las mujeres juegan'. Es el resultado de una pequeña apuesta por esta categoría que ha tenido grandes resultados. Ellas han echado la puerta abajo con su rendimiento y eso ha hecho que todo el mundo se ponga las pilas".