OSASUNA 2 - ELCHE 0

Aprobados y suspensos del Elche: Gazzaniga, amargo debut en Primera

El equipo de Escribá ofreció su peor partido en Pamplona; casi nadie se salvó de la quema y todos deben mejorar si quieren salvar al equipo.

Aprobados y suspensos del Elche: Gazzaniga, amargo debut en Primera
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Gazzaniga: Debutó como titular, por sorpresa, dejando en el banquillo a Edgar Badia. Tuvo dos buenas intervenciones antes del descanso. Primero, con una estirada abajo a lanzamiento de Moncayola. Después, una mano arriba a disparo de Kike Barja. En los dos goles no pudo hacer nada ya que en ambos le remataron a bocajarro.

Palacios: Fue un agujero en el lateral derecho, donde siempre sufrió ante Rubén García y Manu Sánchez. Por ahí llegaron los dos goles de Osasuna. En el segundo, permitió que Brasanak le ganara un balón que debió proteger mejor en la línea de fondo y permitió el tanto de la sentencia. Fue una de las novedades, en sustitución de Barragán, y cuajó su peor partido desde que debutó de la mano de Fran Escribá.

Dani Calvo: Difícil papel para la defensa con un partido tan gris como el que completó el Elche. Ni en el primero ni en el segundo pudo cerrar el remate. En el 2-0, el pase de Darko Brasanak le pasó por debajo de las piernas. Actuó como central derecho ante la ausencia, por decisión técnica, de Gonzalo Verdú.

Diego González: Reapareció después de mucho tiempo para actuar como central izquierdo. Se marcó el 2-0 en propia puerta. Antes, en el minuto 56, evitó el tanto de Moncayola con un despeje en la línea de gol. Afrontó el encuentro con cuatro amarillas y no vio la quinta, por lo que se mantiene apercibido.

Mojica: De lo poco salvable del partido. Tiró siempre hacia arriba y llegó al área rival con algunos centros peligrosos que no encontraron rematador. En defensa tuvo problemas, pero no tanto como su compatriota Palacios por el costado derecho.

Marcone: Van 31 partidos disputados, de los que ha sido titular en 26 y todavía no se entiende qué tiene de imprescindible en el equipo. Pese a su continuidad, no ha cogido la forma en lo que va de temporada y dirige más de palabra que con el balón en su poder. En el primer gol, totalmente fuera de sitio.

Raúl Guti: Se hincha a correr y a hacer kilómetros, pero cuenta con muy poco acompañamiento por parte de su pareja en la medular, Iván Marcone, y con el enganche en el ataque. Es un querer y no poder. Fue sustituido por Víctor (74’), con el partido resuelto, pensando en la final ante el Real Valladolid.

Josan: Regresó al once titular y estuvo activo de medio campo hacia adelante. No fue suficiente apoyo a Palacios para taponar las internadas del rival por la banda derecha de la zaga franjiverde. En ataque, de lo poco salvable del equipo. Fue sustituido en el minuto 64 por Piatti.

Rigoni: Otro jugador que no ha arrancado ni ha demostrado la vitola con la que llegó al equipo. Fue de la partida en la banda izquierda del ataque. Un par de bicicletas por su costado, con remates sencillos a las manos del portero. Tuvo la mejor oportunidad en una falta directa que no permitió que lanzara Lucas Boyé, justo antes del descanso, y que fue un regalo al guardameta. Fue reemplazado por Tete Morente en el minuto 74. Tampoco fue amonestado y estará disponible frente al Real Valladolid.

Pere Milla: Puso voluntad y poco más. Nada destacable en el área y su aportación más interesante estuvo en alguna falta que provocó en el campo rival. Dejó su puesto a Nino en el minuto 74. Aguantó apercibido y estará a disposición de Escribá el miércoles.

Lucas Boyé: Suma su peor racha de cara a portería rival, aunque en su descargo se debe decir que no le llegan pelotas en condiciones. Vio la amarilla a los siete minutos, por golpear con el brazo izquierdo a un rival. Se peleó con todos y lo intentó, pero el juego del grupo no está a su altura.

Los cambios de Escribá

Piatti (64’): Regresó, tras su lesión, para jugar en la banda derecha sin apenas incidencia.

Tete Morente (64’): Al igual que Piatti, el equipo estaba muerto y no aportó nada para resucitarlo.

Nino (74’): Entró al campo, una vez más, con el partido sentenciado en contra. Ni Almirón ni ahora Escribá están confiando en lo que tiene.

Víctor (74’): Jugó como mediocentro y puso empeño, aunque el encuentro y el equipo estaban rotos.

Luismi (85’): Entró para dar descanso a Marcone y acumular algunos minutos más en Primera División.