UD TAMARACEITE 1 – REAL MURCIA 0

Habrá batacazo grana

La derrota deja al conjunto de Loreto a un paso del descenso a Segunda RFEF, que podría llegar en el choque de la próxima jornada.

Habrá batacazo grana
Real Murcia

Si había dudas al inicio de temporada, hoy se confirmaron. El desastroso proyecto deportivo del Real Murcia tiene prácticamente los dos pies en Segunda RFEF tras la derrota cosechada en la visita a la UD Tamaraceite. Era algo que se veía venir incluso durante la fase regular, a pesar de que en el seno de la entidad seguían pensando en el retorno al fútbol profesional. Una cosa es soñar y otra es la realidad. Ahora ya sólo queda esperar al día de la firma, de un paso atrás gigantesco para el club capitalino, que quedará todavía más tocado a nivel económico e institucional.

El Real Murcia necesitaba muchas combinaciones para llegar con opciones de Primera RFEF al choque de la próxima semana ante la Balona. La primera, ganar. Después, esperar a ver lo que sucedía entre el cuadro de Calderón y el Sevilla Atlético y esperar una derrota del Córdoba CF frente al Cádiz CF B. Lo último se estaba dando cuando se puso en marcha el partido y se confirmó en el transcurso del mismo. Y la primera mitad del conjunto de Loreto no fue mala, todo lo contario. Mereció irse por delante en el marcador, tuvo oportunidades para hacer más de un tanto. Fuentes marcó, pero se anuló el 0-1 por fuera de juego.

Pasada la media hora, gol de los canarios. Falta ejecutada por David González y enviada al fondo de la red por David García, dos ex de la UD Las Palmas. Lejos de acusar el golpe, el Real Murcia se repuso y hasta el descanso rozó la igualada. Carrillo, en una gran jugada personal, disparó y el balón se fue cerca del palo. Abenza también lo buscó, pero no tuvo recompensa. La más clara, un mano a mano de Guille Lozano que ganó Nauzet. El extremo podía haber cedido a Fuentes, que sólo tenía que empujarla, pero se la jugó y perdió.

La segunda mitad no tuvo nada que ver con la primera. Es difícil rescatar alguna acción del Real Murcia, en la que pusiera en grandes apuros la meta local. Si acaso, un cabezazo de Youness sin fuerza que entre el cancerbero y el larguero enviaron fuera. Tampoco los locales hicieron mucho, pero hicieron lo que debían. Defender, tener la posesión cuando podían y buscar la contra.