INGLATERRA

Kevin De Bruyne lidera la revolución de los contratos

Kevin de Bruyne usó un estudio de Big Data sobre su juego en el Manchester City para demostrar su valor al club de manera tangible. Ha renovado por un 30% más.

0

Las negociaciones del nuevo contrato de Kevin de Bruyne con el Manchester City llevan varios días ocupando titulares en la prensa a nivel mundial por motivos ajenos a los comunes. Ni las negociaciones se enrocan, ni varían las exigencias ni se habla de las comisiones de su agente... Kevin de Bruyne ha tomado aún con más firmeza las riendas de su carrera y se ha decidido a revolucionar las renovaciones.

El primer titular que apareció fue que renovó sin agente de por medio y él solo. Una verdad, que según explica el especialista en fútbol y negocio Joe Pompliano, es a medias. El belga sentó a la mesa 'telemática' a su equipo de asesores: su padre, su abogado y también a dos miembros de su agencia, RocNation, con presencia entre los más destacados futbolistas belgas.

La diferencia respecto al resto de futbolistas es que él tenía a sus asesores, pero estos no dirigieron la negociación. Todo, en primera y última instancia, dependía de Kevin. El City y el futbolista tenían firmados dos años más de contrato y se sentaron en un momento crucial, antes de entrar en el último, para ver si querían continuar con su compromiso. El club quería y también Kevin, pero no a cualquier precio.

El de Drongen era consciente de que su impacto en el equipo y su nivel había aumentado desde la última vez que se sentaron a discutir, pero, ¿y sí el club no tenía la misma opinión? Parecía difícil, pero Kevin quiso demostrar que las sensaciones venían acompañadas de hechos.

Al ser atacante, pero no un delantero puro, no les pudo poner ninguna Bota de Oro encima de la mesa así que defendió su talento con matemáticas. Según informa Pompiliano, Kevin De Bruyne contrató a la empresa Analytics FC, que se dedica al análisis de futbolistas y equipos a través del uso del Big Data para elaborar perfiles y modelos predictivos.

Las estadísticas avanzadas de Kevin De Bruyne.

Esta empresa midió su contribución al City evaluando cientos de datos y elaboró un informe que medía su nivel de juego y también como encajaba en el juego del equipo y si este mejoraba con él. En este informe también le 'alineaban' en el once de otros clubes y ningún 'ecosistema' le ofrecía una mejor alternativa al jugador. Es decir, los números les obligaban a entenderse si ambos querían continuar en la senda del éxito.

Así, negociando sin un intermediario al uso, con datos y el asesoramiento que él creía que necesitaba, Kevin De Bruyne tomó sus decisiones y consiguió un nuevo contrato hasta 2025 con una subida de salario del 30% para convertirse en el mejor pagado de la Premier League. Según los detalles ofrecidos por la prensa inglesa, el jugador ha aumentado sus emolumentos fijos hasta los 445.000 euros semanales y ha eliminado más bonus por objetivos con cantidades variables. Una revolución en el fútbol nacida de las matemáticas, los algoritmos y la estadísitica avanzada. Kevin de Bruyne le dio una vuelta más al 'Moneyball'.

Kimmich y Sterling se apuntan a la revolución

El tema está siendo seguido con atención por todos los medios y también, por los jugadores, que están tomando el ejemplo de De Bruyne. Otro que se sentará ante Txiki Begiristain, director deportivo del City, sin un agente como intermediario será Raheem Sterling según informa Daily Mail. El extremo inglés tiene su propia agencia y se sentará con su madre ejerciendo de intermediaria a efectos legales (la FA obliga) con el City además del asesoramiento legal de sus abogados.

Este mismo ejemplo lo aplicará en Múnich, Joshua Kimmich. Según informa Bild, el jugador alemán rompió su contrato con su agencia de representación e irá con el asesoramiento que el desee pero 'solo' a la próxima reunión en la que tenga que discutir su futuro con el Bayern.

Este tiene contrato hasta 2023 pero según el diario alemán el Bayern ya está interesado en una ampliación. Kimmich también. Además, está convencido de emprender solo está aventura. "He decidido que quiero defender yo mismo mis puntos de vista y estar a la altura. Estoy convencido de que puedo representar mis intereses mejor que los demás", aseguró.

De Bruyne apostó por llevar estos perfiles con números bien estudiados para demostrar su influencia y buscar la subida salarial. Si Sterling o Kimmich se apuntarán al método 'Moneyball' está por ver.