ATHLETIC-BARCELONA

Ter Stegen vuelve a una final de Copa cinco años después

Las tres últimas las jugó Jasper Cillessen. Después de la final del Calderón en 2016, el portero subió al despacho de Robert. Si no jugaba en la Liga, se iba al Manchester City.

Marc André Ter Stegen (30-4-1992) regresa a una final de Copa cinco años después. Básicamente, regresa a cualquier tipo de final en un gran torneo, porque las únicas que ha jugado desde  son las de la Supercopa de 2019 en Tetuán y la de este 2021 en La Cartuja. En las ultimas tres finales de Copa, el titular en el Barça fue Cillessen, portero holandés que dejó un buen recuerdo entre la afición y que colaboró en los títulos de 2017 y 2018; aunque perdió la final de 2019 ante quien fue su nuevo club, el Valencia.

Ter Stegen jugó las finales de 2015 y 2016, cuando era el portero del Barça en Champions y Copa. Fue la elección de Luis Enrique, que apostó por Bravo para LaLiga. Eso fue quemando durante dos temporadas a Ter Stegen a quien, con 23 años, le parecía poco jugar sólo esas dos competiciones porque se sentía al mismo nivel que el chileno. Así que, ni corto ni perezoso, se plantó en el despacho de Robert, entonces director deportivo, y amenazó con marcharse al Manchester City si seguía sin ser titular en LaLiga. Fue después de la final de Copa contra el Sevilla en 2016, cuando sostuvo a un Barça que jugó una hora con un jugador menos ante los de Emery. El Barça tomó una decisión de futuro. Fue Bravo quien se marchó al City.

Ter Stegen acabó convirtiéndose en titular en Liga y Champions, pero dejó la Copa para Cillessen. Este año, sin embargo, la situación ha cambiado. A Koeman no le gustó la actitud de Neto en la semana previa al partido ante el Granada y lo limpió del once en Los Cármenes. Desde entonces, Ter Stegen jugó los cuartos de final y las semifinales. Con Neto fuera por lesión, pero también por dinámica, el alemán necesita, tanto como el club, un título que permita recuperar al Barça cierta grandeza.

Su papel en esta Copa ya ha sido clave. El penalti que le sacó a Ocampos en la vuelta de la semifinal ha llevado al Barça de vuelta a La Cartuja, donde el portero de Moenchengladbach sí tiene que mejorar algo. En la final de la Supercopa estuvo dubitativo con los centros cruzados del Athletic. A Ter Stegen se le hacen bola los balones aéreos, y los que cruzan por el área. Muy seguro bajo palos, y maestro en el uno contra uno, las jugadas a balón parado le crean más dudas. Si el Barça quiere ser campeón, y si él quiere levantar su quinta Copa del Rey y su título 14 con el Barça, el equipo necesita su mejor versión.