LEGANÉS

El Leganés mira con esperanza a la enfermería y sus defensas

Palencia, Miquel y Bustinza apuntan a un regreso próximo. Las ausencias en la zaga han sido lastre importante en las últimas jornadas. Borja Bastón regresará tras sanción.

El Leganés mira con esperanza a la enfermería y sus defensas
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Leganés comienza a respirar por la herida que más le duele: la enfermería. Se habían convertido los problemas físicos en una maldición para Garitano y los suyos, que en las últimas jornadas habían perdido efectivos sobre todo en la defensa. Panorama oscuro que empieza a aclararse. Algunos de los tocados como Palencia, Bustinza o Ignasi Miquel ya trabajan sobre el césped (con ejercicios específicos) y aunque siguen siendo duda para los próximos partidos, invitan a la esperanza.

De los tres, el que más opciones tiene de retornar es Palencia, que ya la semana pasada en una entrevista en AS dejaba entrever que seguramente estuviera listo para jugar contra la Ponferradina el próximo lunes, partido clave para que el Leganés se garantice los play-off. Los del Bierzo son perseguidores directos del Lega y marcan, ahora mismo, el límite entre jugar la promoción de ascenso y no hacerlo.

Que el partido se dispute en lunes regalará un tiempo valioso a los tocados, que podrán tener un margen mayor que el normal para su recuperación. De todos, el que más tiempo lleva fuera de combate es Ignasi Miquel, que se lesionó el 20 de marzo frente al Fuenlabrada. Sufrió una rotura en los isquios. Ha pasado casi un mes, el tiempo máximo fijado habitualmente para este tipo de dolencias.

Si no hay recaídas o problemas, podría estar disponible, si no este lunes, ya para el siguiente partido ante el Alcorcón en Santo Domingo. Miquel se había convertido en un fijo para Garitano como central zurdo (el único zocato del eje de la zaga), aunque Sergio González lo ha suplido con plenas garantías.

El tercer nombre es Unai Bustinza, que forzó, pese a estar ya tocado, para salir de inicio frente al Sabadell. Mediada la primera parte tuvo que ser sustituido por una nueva recaída que lo apartó del duelo frente al Espanyol de la última jornada. Su umbral de dolor es alto, lo que facilita un retorno que, con todo, ahora no es urgente. Con el resto de efectivos regresando, no habría tanta necesidad.

Mientras, sigue fuera Lasure, que está recuperándose en Zaragoza del tumor testicular del que fue operado hace algunas semanas. Borja Bastón, sancionado frente al Espanyol, sí que podrá jugar frente a la Ponferradina tras haber cumplido castigo. En la sesión de este jueves también se han unido los canteranos Javi Rubio (lateral derecho) y Tahif (central).

Miguel de la Fuente se ausentó de la sesión por estar presente en el juicio de su caso con el Valladolid.