CASO FUENLABRADA

La Fiscalía no ve delito en el audio de Bergantiños

Concluye que "no existe indicios de ningún delito, ni siquiera en la fase inicial" en la conversación de Álex Bergantiños del “paripé” en el Depor-Fuenlabrada.

Álex Bergantiños y su abogado acudiendo a declarar a la Policía.
Jesús Sancho (Sanchofoto)

La Fiscalía ha elevado un escrito al Juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña en el que expone que no ve indicio de delito en la actuación del capitán del Deportivo Álex Bergantiños, en agosto de 2020 al enviar un mensaje de WhatsApp a sus compañeros de equipo en el que se refería como "paripé" al partido con el Fuenlabrada.

El futbolista fue detenido en plena calle el verano pasado en el marco de la investigación de un delito de corrupción entre particulares en el ámbito del deporte tras hacerse público el audio que envió a un grupo privado de WhatsApp sobre el encuentro de la última jornada de LaLiga SmartBank 2020/21 entre su equipo y el Fuenlabrada. El mes pasado, la Audiencia Provincial de A Coruña determinó investigar si los policías que le arrestaron incurrieron en detención ilegal y, paralelamente, en la causa que se sigue en los juzgados de instrucción de A Coruña, el ministerio fiscal ha considerado que "no existe indicios de ningún delito, ni siquiera en la fase inicial", según recoge un informe al que ha tenido acceso Efe.

El mismo fiscal había trasladado en septiembre a la jueza un informe a favor de que se admitiera a LaLiga en la causa contra Bergantiños, algo que acabó produciéndose y que permitió a la patronal recurrir el archivo del caso que había sido sobreseído provisionalmente por la magistrada al no haber percibido indicios de delito en las manifestaciones del jugador. Ahora, la Fiscalía, representada por Luis Anguita, entra a valorar el fondo del asunto y coincide con la interpretación de la jueza en el sentido de que no ve delito por parte del futbolista del Deportivo.

LaLiga consideraba que las palabras del jugador a sus compañeros podían entenderse como un intento de amañar el resultado, algo que descarta el fiscal: "Es un mensaje de grupo de WhatsApp y ninguna acreditación, ni siquiera mínima, hay de intento de amaño del resultado, salvo el enfado, por no decir otra palabra más fuerte, por la situación deportiva en que estaba". El ministerio público explica en su informe que no puede investigarse a una persona "sin una mínima base indiciaria" y considera que "el propio apelante", LaLiga, lo reconoce también "de manera indirecta" al no imputarle delito concreto alguno a Bergantiños.

En ese sentido, se basa en que la patronal solicitaba "la declaración del denunciado como testigo en vez de como investigado", que sería lo normal si hubiera indicio de delito. Por todo ello, la Fiscalía aboga por que se desestime el recurso interpuesto por LaLiga y se confirme el archivo provisional de la causa.

Los hechos se remontan al verano pasado, cuando el partido Deportivo-Fuenlabrada de la última jornada de LaLiga SmartBank fue aplazado por un brote de covid-19 en el equipo madrileño, lo que supuso el descenso del conjunto coruñés por los resultados que se dieron en los otros encuentros del 20 de julio, que estaban previstos en horario unificado.

Con el Deportivo descendido matemáticamente, el partido fue aplazado a principios de agosto, y el capitán del conjunto coruñés, Álex Bergantiños, envió un audio a sus compañeros para trasladarles el deseo del club de que se presentaran al encuentro por si se producía un descenso administrativo del Fuenlabrada. Si el Deportivo, que finalmente ganó el encuentro pero no pudo evitar el descenso, no se hubiera presentado, habría podido ser sancionado y se habría quedado automáticamente sin opciones de salvarse en los despachos, donde tampoco logró una plaza en el fútbol profesional.