REAL MADRID

'Marine' Valverde

Zidane pidió ayuda al uruguayo y el Pajarito acudió a la llamada, infiltrándose un tobillo muy inflamado. Lo hizo para ser, además, lateral de emergencia contra Mané. Pura bravura.

'Marine' Valverde

Ponga un uruguayo en su vida, o al menos en su equipo de fútbol. Como pasaba con la antigua Yugoslavia en el baloncesto, sigue maravillando que un país tan poco poblado ofrezca esa competitividad casi de serie en su futbolistas. Fede Valverde no es la excepción. Aparentemente tiene un look apacible, casi despistado, pero si sus jefes le piden ir a la guerra va con pistola de agua si es necesario. Zidane le pidió ayuda para Anfield, en una misión casi de marine, ser lateral derecho ante Mané. Valverde dijo ‘‘sí señor” como si estuviera en La Chaqueta Metálica, se infiltró un tobillo (lo tenía como jamón, como se aprecia en la foto que colgó su pareja) y pudimos asistir en directo a la única vez en la historia en que un Pajarito fue más rápido que un avión.

“Si hay días que justifican una infiltración, uno de ellos es este”, decía Jorge Valdano en La Casa del Fútbol. “Y le fue bien, por algo es uruguayo”. Por cercanía geográfica y rivalidad, la palabra de un argentino en estas cuestiones tiene mucho más peso, qué duda cabe.Y más si fue Gustavo López el que el recogió el elogio y lo terminó de colorear: “Fue una prueba de carácter y de compromiso”. En todo caso no se la inventó Zidane. El primero en inventarse a Fede de lateral derecho de emergencia fue Pepe Mel, cuando le tuvo cedido en el Deportivo hace cuatro años.

Antes que Odriozola

Valverde terminó incluso de mediocentro y si él gana, Odriozola pierde; no existe, futbolísticamente hablando, para Zidane. Si al donostiarra le quedaba alguna mínima duda su entrenador se la ha despejado en Liverpool. Finalmente le dio paso en el minuto 70 por un fundido Kroos pero la sentencia es firme: Odriozola no cuenta.

El vasco tendrá que salir en verano y al Madrid lo que le queda es replantearse qué hacer con la posición de lateral derecho el curso que viene. Lucas parece listo para irse. En el filial asoma el prometedor Sergio Santos, pero aún no está testado. Lo que sí ha quedado patente es que la competencia de Carva no será Odriozola. Para Zidane, antes va el halcón Valverde.