ESPANYOL

El 'sherpa' Vicente Moreno

Contaba con acabar físicamente en lo más alto el actual cuerpo técnico del Espanyol, habituado en este tramo final a disparar su promedio de puntos.

ESPANYOL - LEGANES Vicente Moreno (e) RCD Espanyol Nico (33) RCD Espanyol
Gorka Leiza DIARIO AS

Aunque las temporadas se convierten en una montaña rusa de resultados, también de emociones, ya no existen en la preparación física moderna aquellos acentuados dientes de sierra, con picos de forma y los consiguientes valles, que un equipo atravesaba de forma inducida durante el año. La exigencia del fútbol actual obliga a rendir siempre al máximo nivel. Aun así, cada cuerpo técnico cuenta con su librillo, y el que comanda Vicente Moreno tiene por norma acabar la competición por lo más alto. Gasolina para este Espanyol que ya va lanzado hacia el ascenso.

"En todos los equipos en que hemos estado, el estado físico en la parte final de la temporada ha sido muy alto, y creo que estamos otra vez en esa situación", advertía Moreno el pasado 31 de marzo, hace apenas dos semanas. "Eso es objetivo, que podemos llegar a esos diez partidos últimos en un estado de forma muy alto", rubricaba. Los marcadores le dan por ahora la razón al preparador físico, Dani Pastor, con victorias en las últimas cinco jornadas, especialmente la cosechada el pasado domingo ante un Leganés impetuoso, aguerrido, talentoso. Y también hablan a favor de Moreno en sus anteriores experiencias en Segunda División A y B.

Situando como referencia los ocho partidos finales de LaLiga , que son los que le quedan al Espanyol por delante, el rendimiento de sus equipos pasa de un promedio de 1,72 puntos por encuentro hasta 2,12. O lo que es lo mismo, consigue una media de 17 puntos de los últimos 24 en juego. Traducido a la temporada actual, significaría que acabaría el conjunto perico con 87 puntos, cantidad a día de hoy ya inalcanzable para el Almería, tercero, por lo que el ascenso estaría más que asegurado.

Vicente Moreno se abraza a Dani Pastor, el preparador físico.

11 fueron los puntos que cosechó Moreno en este periodo en su primera experiencia, al mando del Xerez la temporada 2011-12. Hasta 24 puntos, un pleno de victorias, logró con el Nàstic de Tarragona en la 2013-14, que bajaron hasta los 15 al año siguiente, todavía en Segunda B, y fueron 18 en la 2015-16, ya en la categoría de plata del fútbol español. Con el Mallorca, sumó 14 puntos tanto en Segunda B hace tres campañas como en Segunda A hace dos.