ITALIA

¿Quién es este crío que se convirtió en leyenda de la Juventus?

Nuestro 'futbolista misterioso' de hoy fue campeón del mundo y formó una delantera de leyenda en Turín antes de probar suerte en la Primera división española.

¿Quién es este crío que se convirtió en leyenda de la Juventus?
Trezeguetofficial

Todos hemos soñado con ser futbolistas cuando éramos niños. Pero el 'jugador misterioso' de hoy lo hacía con más fuerza aún ya que llevaba el fútbol en la sangre. De ascendencia argentina, la carrera de su padre le llevó a nacer en Rouen en 1977, mudándose al barrio de Florida perteneciente al Gran Buenos Aires cuando tenía tres años.

Allí pasó toda su infancia y adolescencia jugando en el Platense, un club fundado en 1905 siendo uno de los más longevos de toda Argentina. Con un ascenso meteórico por las categorías inferiores, debutó en el primer equipo del Calamar el 12 de junio de 1994 con tan solo 16 años. Esto no pasó desapercibido para los ojeadores europeos y gracias a los contactos de su padre y a su nacionalidad francesa, en 1995 consiguió una prueba con el Paris Saint-Germain con quien no llegó a firmar un acuerdo debido a diferencias económicas. El Mónaco aprovechó la situación y fichó al joven franco-argentino mudándose toda su familia de nuevo a Francia.

En el equipo del Principado no tuvo muchos minutos hasta su tercera temporada lo que le sirvió para ser llamado para la Selección absoluta francesa que se proclamó campeona del mundo en 1998. El joven delantero no jugó la final pero sí que fue importante tanto en la fase de grupos como en las eliminatorias previas. Con la etiqueta de campeón del mundo fue creciendo en el Mónaco hasta explotar en su quinta temporada con 24 goles en 39 partidos.

Corría el año 2000 y la Juventus hizo el mayor desembolso en ese momento de su historia pagando 23 millones por nuestro protagonista. Allí formó una delantera de leyenda con Del Piero en un equipo que contaba con estrellas como Vieira, Buffon, Nedved, Thuram o Edgar Davids. En los 10 años que pasó en Turin levantó dos Series A y dos Supercopas pero tuvo que vivir el escándalo del Calciopoli por el cual les fueron revocados los títulos de campeón de liga 04-05 y 05-06 además de tener que descender a la Serie B. Su otro gran momento amargo como jugador de la Juve lo vivió en la Champions 02-03 donde tras eliminar al Real Madrid en las semifinales gracias a un gol suyo en ambos partidos, falló su pena máxima en la tanda de penaltis de la final en la que el Milan se convirtió en campeón de Europa. La Juve continuaba con esa sequía de Orejonas que lleva vigente desde 1996.

En 2010, con 33 años, decidió dar un paso atrás en su carrera y probar suerte en la liga española, concretamente en el recién ascendido Hércules Club de Fútbol. En Alicante formó una delantera recordada con Nelson Haedo Valdez pero a pesar de sus 12 goles no pudo evitar el descenso de los herculanos. Tras esta agridulce experiencia puso rumbo al Baniyas de Dubai buscando su último gran contrato antes de la retirada, pero su amor al fútbol y a River le hizo fichar por el equipo de El Monumental cuando este se encontraba en la B. En la vuelta a primera fue el capitán y pudo disfrutar de la élite del fútbol que le vio crecer. En el año 2013-14 llegó a Newell's donde jugaría sus últimos partidos en la élite antes de dejar Argentina para irse al Pune City indio, equipo donde colgó las botas tras 10 partidos.

En la selección francesa vivió toda una época dorada con Zidane, Deschamps, Thuram, Desailly, Petit, Henry, Vieira o Pires, no solo proclamándose campeón del mundo en 1998 sino también de Europa en el 2000.

¿Quién es nuestro futbolista misterioso?

Juventus - Nápoles 2009

No puede haber dudas, ese niño de la foto es David Trezeguet. Tras una exitosa carrera fue embajador de la Juventus durante seis años y ahora después graduarse en España, y también en Argentina, como director deportivo podría estar preparando su regreso al fútbol, esta vez en los despachos. La foto que ha publicado en su Instagram viene acompañada del siguiente texto, "Siempre con el balón en las manos y los sueños en la cabeza. Comenzamos la semana con nuevas posibilidades para alcanzar nuestras metas. Vamos.", lo que quizá sea un aviso de que le podremos ver en la directiva de un equipo en un futuro próximo.