CELTA

Colapso en la enfermería

Un tercio de la plantilla del Celta no está a disposición de Coudet. Solari sigue sin entrenar con el grupo y su presencia el domingo en Cádiz se complica.

Santi Mina pide penalti desde el suelo tras ser derribado por Jules Koundé en el partido del Celta contra el Sevilla en Balaídos.
Lalo R. Villar DIARIO AS

Antes de afrontar cuatro partidos en doce días, el Celta está más en cuadro que nunca en lo que va de temporada. Ocho jugadores, un tercio de la plantilla compuesta por 24 futbolistas, no se encuentran a disposición de Eduardo Coudet. Atendiendo a estos números, el discurso de seguir aspirando a entrar en la lucha por Europa se sitúa en la frontera entre el sueño y la utopía.

Los arietes Santi Mina y Facundo Ferreyra han sido los últimos célticos en incorporarse al parte médico. El delantero vigués sufre una posible lesión muscular en el sóleo derecho y está pendiente de someterse a pruebas médicas para conocer el alcance exacto de este contratiempo. En la rueda de prensa posterior al duelo con el cuadro hispalense, Coudet lo descartó para jugar el domingo en Cádiz.

Su puesto en la punta del ataque lo ocupó Ferreyra y el argentino también tuvo que ser sustituido. En su caso, por recibir dentro del área un codazo del sevillista Fernando (acción no sancionada por el árbitro), que le provocó la rotura de los huesos propios de la nariz. Al día siguiente de abandonar el césped de Balaídos sangrando abundantemente, el Chucky se ha ejercitado de manera individual. Si no estuviera en condiciones de jugar en el Ramón de Carranza, el Chacho tendría que inventarse un ariete para acompañar a Iago Aspas.

Solari

El otro argentino de la plantilla tampoco lo tiene fácil para disponer de minutos en Cádiz. Augusto Solari continúa sin entrenar con el grupo aunque ya se ha cumplido el plazo de recuperación fijado por los galenos celestes. El interior argentino todavía no ha completado la puesta a punto de la rotura parcial del tendón del adductor medio del muslo izquierdo que arrastra desde el encuentro del 20 de marzo contra el Real Madrid.

El parte de inquilinos de la enfermería lo completan Emre Mor y los porteros Rubén Blanco y Sergio Álvarez. De los tres, solo el cancerbero de Mos trabaja para reaparecer antes de que acabe esta campaña. A los futbolistas lesionados que no puede utilizar Coudet hay que sumar a los centrales David Costas y Jorge Sáenz, marginados por el club y el técnico argentino por negarse a salir del Celta en los últimos mercados.