MÁLAGA 2 - ALBACETE 0

Pellicer y el playoff: “Hay posibilidades de todo”

El entrenador del Málaga se muestra “orgulloso” del rendimiento de su equipo, reconoce que sus jugadores están “al límite” pero asegura que cuando las piernas no van, “hay corazón y hay alma”.

Pellicer y el playoff: “Hay posibilidades de todo”
PACO RODRIGUEZ DIARIO AS

Valoración del encuentro: “Sabemos que era un partido, por el rival y por su situación, tremendamente complicado por todas las circunstancias. Tengo que felicitar al grupo de jugadores. Caye estaba haciendo un trabajo muy oscuro, nos estaba ayudando mucho, pero al final un delantero vive del gol. Eso nos da un plus más para que siga confiando en el trabajo. Hay que felicitar a este grupo de jugadores. 11 de abril, como estamos, quedan aún ocho jornadas y la puntuación que tenemos, tenemos en la palma de la mano el objetivo, que ya no se nos puede escapar. Muy orgulloso del trabajo del grupo de jugadores, que ayuden jugadores como Cristian que no estaba participando, un chaval de la cantera como Ale Benítez, Lombán que hace dos semanas estaba con el Covid, los porteros, compita quien compita, hay un grupo humano excelente y eso al final se traslada en el campo. Con el paso del tiempo , habrá que valorar muchísimo el trabajo de este grupo de jugadores. Venir de donde venían y estar un 11 de abril como estamos, me faltan palabras para expresar lo orgulloso que me siento de este grupo de jugadores. Mañana a descansar y el martes a pensar en el partido ante Las Palmas”.

El equipo quiere más: “Estamos al límite a nivel físico, pero mentalmente muy fuertes. Sin embargo hay corazón, y cuando las piernas no van acordes a la cabeza, hay alma. Y el grupo tiene alma en todas las circunstancias. Cada partido hay más obstáculos y el grupo ha sabido competir sin excusas. Estamos mucho más cerca de conseguir situaciones que no podíamos imaginar. El mensaje es ser depredadores para querer más, sabiendo la dificultad que tiene por todas las circunstancias que lleva el equipo. Como el grupo sabe recomponerse ante todas las situaciones… Sólo tengo que darles las gracias, pero aún nos quedan ocho partidos y hay que competir con esa raza y esa hambre de que queremos más. Lo tenemos cerca, pero la prepotencia es el mayor enemigo de uno mismo. Mantenemos ese equilibrio y hoy es un día muy feliz, nos da un plus más de motivación, vamos a seguir luchando, pero aún nos queda ese broche final para que pueda ser matemático. En el fútbol puede pasar cualquier cosa y tenemos que estar en alerta. Estoy tremendamente orgulloso. La pena es no poderlo compartir con la afición, que se puedan sentir orgullosos con la raza que tiene este equipo y viniendo desde donde veníamos”.

Opciones de pelear el playoff: “Cuando hay matemáticas, hay posibilidades de todo, de ir más abajo y de pelear por todo. Pero nosotros nos localizamos en el día a día y nos ha ido muy bien mirar sólo el día a día y el presente. Sólo mirar el presente, porque a veces nos anclamos en el pasado o miramos al futuro, pero dejamos de lado el día a día. Cuando uno genera ilusión da orgullo porque habla del trabajo de este grupo, pero nos focalizamos en el partido de Las Palmas y que siga esta dinámica y esta alegría. Lucharemos y luego veremos, porque hay distancia por arriba y por abajo y se va reducir o a ampliar según lo que hagamos nosotros. Ahora pelearemos por lograr esa tercera victoria consecutiva que este año aún no hemos logrado”.

Mayor efectividad en las áreas: “ En el transcurso de estos dos meses hemos encontrado una estructura de juego que nos ha dado una estabilidad y tranquilidad. Hoy el primer gol es tras una acción a balón parado, una segunda jugada. El segundo gol es una acción de transición en la que sabemos que somos poderosos. Y nos ha faltado sobre todo algo más de tranquilidad en ataque posicional que hoy ha habido algunos momentos que lo hemos podido conseguir. Siempre estamos en esa fase de mejora. Intentamos llegar arriba de forma más directa, pero a partir de ahí intentamos, a partir de ciertos mecanismos, intentamos ser protagonistas en campo rival. Eso es lo que nos penalizó en el partido ante el Almería, que fuimos protagonistas pero en nuestro campo. Eso te provoca el momento crítico de la transición. Hemos ganado en contundencia en las dos áreas. Estamos muy fuertes en el mediocampo con Escassi y con dos interiores”.

Dedicatoria del triunfo: “Aún queda mucho por celebrar, pero en estos momentos te acuerdas mucho de la gente que tienes cerca como tu familia y sobre todo gente que ya no está aquí, que me gustaría que nos viera, como es el caso de mi madre, pero estas cosas quedan en ese angelito que siempre nos da la gente que no está para darnos fuerzas y seguir hacia adelante y luchar en el siguiente partido”.

Asignatura pendiente, luchar de tú a tú con los equipos de arriba: “La permanencia la tenemos ahí. Aunque sea el discurso del entrenador, hay que valorar muchísimo cada punto y cada victoria. Esto se incentiva con la metodología del hambre, del corazón, la cercanía, la exigencia, la historia que lleva la camiseta del Málaga, lo que conlleva, todo lo que hay detrás y ese sentimiento que hay detrás de la gente. Sabemos la responsabilidad que tenemos, el orgullo que supone representar al Málaga. Para mí esa es la mayor metodología y la mayor ambición que hay. Este grupo desde la cercanía y la exigencia que hay, les he dicho a los jugadores que no podemos parar, que nos van a coger manía. Cuando las cosas se hacen desde el corazón y con pasión, podemos estar más o menos acertados, pero al final los objetivos y las situaciones están mucho más cerca cuando hay un buen grupo humano y un buen grupo profeional”.