PAÍSES BAJOS

Fin a la última pesadilla de Robben

Después de haber meditado la retirada, el extremo ha vuelto a vestirse hoy de corto. Apenas ha podido jugar dos partidos.

Robben jugó unos minutos contra el Heerenveen.

Robben está de vuelta. El extremo neerlandés de 37 años se ha calzado las botas de nuevo y ha jugado unos minutos en el partido del Groningen ante el Heerenveen. El exjugador de Real Madrid y Bayern ha atravesado una pesadilla esta temporada que le hizo pensar en la retirada. Únicamente ha podido disputar dos partidos y no juega desde el pasado 18 de octubre. Con todo, el Groningen ha llegado a ofrecerle durante las últimas semanas un contrato por una temporada más. Robben llegó a anunciar su retirada cuando concluyó su estancia en el Bayern en 2019, pero meses después decidió dar marcha a tras y aceptar la llamada del Groningen.

El Groningen ha celebrado por todo lo alto su vuelta. Durante los últimos días, insistiendo, el club había subrayado la profesionalidad de la leyenda oranje que, a pesar de su lesión de larga duración, se estaba tomando la recuperación muy en serio, siendo un ejemplo de dedicación y entrega. "No vamos a finalizar su contrato y esperamos contar con él por más tiempo", concluyó Fledderus, director técnico del club de los Países Bajos.

  • Centrocampista
  • Países Bajos

"Me pregunto si todavía es realista seguir adelante y volver al césped", decía Robben durante el mes de febrero. Pese a esos momentos de debilidad y a los problemas musculares que no le han abandonado esta temporada, ahora va a volver para una última carga. Robben había realizado una buena pretemporada y tenía muchas esperanzas puestas en este último ejercicio. Quería despedirse bien en el campo, pero ha tenido que sufrir una pesadilla física, otra más en su carrera. Ahora ha vuelto al verde.

Redebutó con derrota.

El exfutbolista del Real Madrid sustituyó a Alessio da Cruz en el minuto 78, poco después de que el Heerenveen se adelantara en el marcador, y no pudo evitar la derrota de su equipo por 0-2, ya que los visitantes ampliaron la diferencia en el marcador con un tanto de Tibor Halilovic en el 86. Robben tuvo una buena ocasión en el tiempo de descuento, pero su disparo se fue fuera por medio metro. Con el 0-2 en el marcador, los visitantes se llevaron la victoria en el llamado "derbi del norte", pues el Heerenveen y el Groningen son los equipos más potentes del norte de Países Bajos