GRANADA

La gracieta del ‘stripper’ le puede costar una multa de la UEFA al Granada

El Granada se teme que UEFA le imponga una severa multa por culpa del espontaneo que practicó ‘streaking’ durante el partido contra el Manchester United.

La gracieta del ‘stripper’ le puede costar una multa de la UEFA al Granada
Parker DIARIO AS

Durante el partido entre el Granada y el Manchester United, un espontáneo saltó al terreno de juego practicando ‘streaking’ (pasear sin ropa). El personaje en cuestión fue reducido por la seguridad. Las imágenes no se vieron por televisión porque UEFA no permite difundir este tipo de acciones. Pero fueron plasmadas por los fotógrafos. La realidad es que el Granada se teme que la UEFA imponga una multa con la severidad que caracteriza al máximo organismo europeo que es toda una máquina de recaudar dinero a base de sancionar por aspectos en apariencia insignificantes.

El protagonista de esta historia, según informa Ideal es un viejo conocido en la ciudad. Se trata de Olmo García, que es famoso por pasearse por Granada en traje de Adán y Eva con el mismo descaro que el famoso cantante francés Michel Polnareff, intérprete del conocido ‘Love me please love me’ por las calles de París a finales de los años 60 del siglo pasado.

La historia es rocambolesca. Tras visionarse las cámaras se ha compuesto el ‘modus operandi’ de nuestro protagonista,. Aprovechando el descuido de rigor, se coló en las instalaciones pasadas las siete de la mañana y se pasó 14 horas escondido bajo una lona del estadio. Ahí esperó pacientemente para no ser descubierto mientras preparaba su malévolo plan.

Ideal revela además que Olmo García, de 37 años es químico y empresario y dirige un negocio relacionado con productos de nutrición deportiva.

El hecho de que en un partido a puerta cerrada se haya colado un espontáneo para saltar al campo y sin ropa ya está siendo un quebradero de cabeza para el club por el posible fallo de seguridad que propició que este varón se colase en el estadio. UEFA suele ser muy estricta y rigurosa con los protocolos.