INGLATERRA

Rio Ferdinand recuerda el infame pateo de Hartson a Berkovic: "El ruido fue increíble"

La pelea entre Rudiger y Kepa ha traído cola, pero Rio Ferdinand y Joe Cole desvelan que en su época eran frecuentes. El primero recuerda la más bestia entre Hartson y Berkovic.

Hace unos días trascendía la pelea que protagonizaron Rudiger y Kepa en el entrenamiento del Chelsea tras la derrota del equipo a manos del West Bromwich Albion y en la que Tuchel acabó poniendo orden y mandando a Rudiger al vestuario. Pero las peleas no son algo nuevo en los equipos de la Premier League y así lo han corroborado dos exjugadores, Rio Ferdinand y Joe Cole. El episodio más bochornoso y surrealista lo relató Rio Ferdinand en la cadena BT Sport. Sucedió en 1998, en un entrenamiento del West Ham, cuando el pique entre John Hartson y Eyal Berkovic se fue de madre y acabó a golpes.

"Jonh Hartson le pateó la cara a Berkovic. El ruido de la bota en la cara fue increíble", relata Rio Ferdinand, quien asegura que la pelea era lo más parecido a un combate de boxeo "entre un peso pesado y un peso pluma". Por su parte Joe Cole desveló que en su época en el West Ham "había peleas todas las semanas; había mucha tensión".

Rio Ferdinand aseguró que Berkovic tuvo suerte de que Hartson le pegara con la pierna izquierda y no con la derecha. Su relato parecía sacada de una película de Bruce Lee. Todo empezó con un simple pique: "Estaban jugando un juego en el que iba ganando el equipo de Berkovic 5-0. Éste se llevó el balón y empezó a reírse de Hartson. John le persiguió y le puso la zancadilla. Berkovic se fue al suelo y le recriminó: '¿Qué haces?'. La reacción de Hartson fue patearle la cara con la bota. El ruido de la bota en su cara y los aullidos de Berkovic eran increíbles. Y menos mal que le golpeó con la pierna izquierda... Una de las hijas de Julian Dicks, que estaban viendo el entrenamiento, gritaron: 'Papá, que está llorando'. Fue Increíble".

Joe Cole, excompañero de Rio Ferdinand en el West Ham, recuerda que estaba en el campo de a lado cuando esto sucedió. "Estaba en el campo de al lado y escuché el ruido. Los jugadores del West Ham no éramos chusma, pero estaban pasando muchas cosas", se justificó.