FRANCIA

El secreto detrás del gol que catapultó a Zidane

Daniel Dutuel fue compañero del técnico del Madrid en el Girondins de Bourdeos y explica en 'L'Équipe' cómo se fraguó el famoso tanto de Zizou al Betis.

Zidane, en su época en el Girondins.
DIARIO AS

6 de diciembre de 1995. Estadio Benito Villamarín. Vuelta de octavos de final de la Copa de la UEFA entre el Betis y el Girondins de Burdeos. En la ida, el 2-0 ponía de cara el pase para los franceses, pero la ilusión de los de Serra Ferrer era manifiesta. Sin embargo, un joven de 23 años, con una poblada melena que hace tiempo le abandonó, mató la esperanza bética en apenas 4 minutos.

Zinedine Zidane agarró el esférico y desde 40 metros, prácticamente desde el centro del campo, dibujó un disparo que hizo imposible el intento de Jaro por impedir el 0-1. El Betis remontaría, pero el 2-1 final sería insuficiente y ese partido siempre será recordado como el que catapultó a Zidane al estrellato. En Heliópolis intentaron ficharle posteriormente. El Barça de Cruyff lo tuvo hecho en 1996, pero el despido de Johan acabó con Zizou en Turín. El resto es historia, pero Daniel Dutuel, compañero del por entonces prometedor mediapunta en el Girondins, explica el contexto de aquel fenomenal disparo.

Un consejo que le impulsó al estrellato

"Ganamos 2-0 en el partido de ida y en la vuelta, Zizou marcó un gol extraordinario que nos clasificó. Slavo Muslin, nuestro entrenador, le había dicho antes del partido: 'Fíjate bien en el portero, siempre está a 18 metros de la portería. Si tienes oportunidad, dispara desde el centro del campo'. Y eso es lo que pasó. Prácticamente lanzó desde el círculo central", explica Dutuel a L'Équipe.

Daniel Dutuel, en su etapa en el Celta de Vigo.

Daniel Dutuel, en su etapa en el Celta de Vigo.

El Girondins llegaría a la final aquel año tras deshacerse del Milan de Baresi, Maldini, Donadoni, Baggio, Desailly, Weah... "Allí perdimos 2-0 y en el partido de vuelta estaban todos los vecinos de Burdeos en la calle cuando íbamos al estadio. Pero algo pasó, los aficionados del Milan nos miraron y se rieron. En ese equipo había grandes jugadores (...), pero también hubo un doblete de Duga (Christophe Dugarry) y un gol de Tholot", recuerda el excentrocampista con cariño.

"Hacía cosas que nunca habíamos visto"

En semifinales dieron buena cuenta del Slavia de Praga y en la final cayeron ante el Bayern de Múnich. Dutuel fue suplente, pero marcaría, de falta, el único tanto de su equipo gracias a... Zidane: "Le dije a Zizou: 'Déjame lanzar el tiro libre, marcaré'. Lo sentí así y me lo dejó a mi. Esto te muestra la grandeza del personaje", analiza en referencia a la figura del entrenador del Madrid. Y es que, Dutuel tiene un fantástico recuerdo de ese primer Zidane, el que él conoció: "En ese momento era joven y escuchaba a todos. De inmediato vimos que tenía un talento increíble. Hacía cosas con el balón que nunca antes habíamos visto. Recuerdo que, a veces, me detenía a verlo. Ha sido un verdadero placer compartir tiempo con un chico así".

La arrogancia de Van Gaal

Antes de toda esa aventura en Burdeos de la mano de Zidane, Dutuel, que pasaría por el Celta y el Valladolid a finales de los 90, destacó en las filas de Auxerre y ahí se cruzó con grandes equipos en Europa: el Liverpool, la Fiorentina de Baggio... Pero es el Ajax el que le trae un recuerdo especial y con ello cerramos: "Recuerdo el magnífico ambiente cuando volvimos de los Países Bajos (ganaron 0-1). Estaba Bergkamp, Danny Blind, Frank de Boer..., fue asombroso. Y luego, el entrenador era (Louis) Van Gaal. Dijo antes del primer partido que no nos conocía. Se podía sentir la arrogancia que había en él".