CASO DIAKHABY

Ministerio de Igualdad: "Quien denunció una agresión racista terminó en el banquillo"

El Ministerio de Igualdad y el de Derechos Sociales y Agenda 2030 remiten una carta a Javier Tebas (Liga) y Luis Rubiales (RFEF) para reclamar información sobre el caso Diakhaby.

El Ministerio de Igualdad y el de Derechos Sociales y Agenda 2030 han hecho pública una carta remitida a Javier Tebas, como presidente de la Liga, y a Luis Rubiales, como presidente de la RFEF, para solicitar "de primera mano" las medidas que se están adoptando en el caso Diakhaby. La carta, firmada por las directoras de gabinete Amanda Meyer Hidalgo y Sandra Astete Muñoz califica de "situación alarmante" la imagen que se produjo en la reanudación del partido Cádiz-Valencia, "en la cual un jugador que había denunciado una agresión racista terminó en el banquillo, mientras el presunto agresor continuaba en el terreno de juego". 

El escrito, además, muestra la "preocupación" de los representantes del Gobierno ante unas situaciones como la vivida en Cádiz, "que se vienen repitiendo de forma puntual pero constante en las competiciones de fútbol de nuestro país". Por ello, continúa la carta, solicitan saber las "medidas concretas adoptadas respecto a este caso particular, así como las medidas de prevención de cara al futuro para evitar que se repitan situaciones similares en los campos de fútbol de nuestro país". 

Los actos que en España ataquen contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte se regular por el artículo 15.2 de la Ley 19/2007, unos protocolos de actuación que el Valencia aboga revisar a raíz de lo acontecido el pasado domingo en el Ramón de Carranza. De esta forma, el caso Diakhaby, como en cualquier otro supuesto xenófobo en un evento deportivo en España, le correspondería también abordarlo, además de Liga y RFEF, al Consejo Superior de Deportes es la instancia superior. 

La carta de Igualdad y Derechos Sociales y Agenda 2030 concluye con el ofrecimiento del "Gobierno de España" de ponerse "a plena disposición para la colaboración intersintitucional y nuestro compromiso firme y permanente con la lucha contra el racismo y cualquier forma de discriminación". Todo ello para "evitar que situaciones lamentables como la vivida el pasado domingo se repitan".