ESPANYOL

Óscar Gil evita el quirófano

Lastimado en el hombro izquierdo ante el Albacete, el Espanyol no concreta el tiempo de baja del lateral diestro, el único natural que quedaba en la plantilla.

Oscar Gil of RCD Espanyol is fouled by Manuel Fuster of Albacete BP during the Liga Smartbank match
Angel Martinez Getty Images

Se esperaba durante todo el martes, pues el propio jugador había anunciado por redes sociales que era el día elegido para someterse a pruebas, un diagnóstico concluyente sobre la lesión de Óscar Gil. Pero el Espanyol emitía a última hora de la noche un comunicado, cuya única lectura es que el lateral diestro no deberá pasar por el quirófano tras lastimarse el hombro izquierdo. Por lo demás, absoluta ambigüedad: “Su evolución será la que marque su disponibilidad”.

Gil se produjo la lesión al caer en una mala postura sobre el césped durante un forcejeo con Manu Fuster, a poco de iniciarse la segunda mitad del Albacete-Espanyol. Participante en 25 encuentros de esta Liga Smartbank (más otro en la Copa del Rey, ante Osasuna), el ilicitano se había convertido en indiscutible en la banda derecha desde que el pasado 14 de febrero su compañero de demarcación Miguelón Llambrich se rompiera el recto anterior en Son Moix y tuviera que ser operado.

Llevaba Gil cinco titularidades consecutivas, siete si no se cuenta el paréntesis del Espanyol-Oviedo, en el que estuvo ausente por unas molestias que le habían impedido entrenarse toda la semana. En aquella ocasión, su sustituto de urgencia fue un central, Lluís López, si bien el puesto lo acabó ocupando en los minutos finales un atacante como Javi Puado.

Ahora, aunque no sé conoce el alcance exacto de la lesión, necesita el Espanyol una solución estable, como Omar El Hilali, el canterano y lateral diestro que debutó en su lugar en el Carlos Belmonte, que se perfila como sucesor natural para las próximas jornadas, empezando por la visita del Leganés a Cornellà de este próximo domingo.