ESPANYOL

Las lesiones, enemigo pasajero de un saludable Espanyol

Salvo las lesiones de Vadillo, Miguelón y Óscar Gil, a lo largo del curso apenas ha habido incidencia en la enfermería. La columna vertebral, intacta.

Las lesiones, enemigo pasajero de un saludable Espanyol
Angel Martinez

A diferencia de otras temporadas, las lesiones no han tenido un gran impacto en el rendimiento de la plantilla, con la salvedad obviamente del infortunio en el lateral derecho, donde Miguel Llambrich y Óscar Gil tuvieron serios contratiempos. Solamente Álvaro Vadillo, quien se quedó fuera del equipo entre la jornada 10 y la 21 y en otras puntuales por "molestias musculares", sin mayor especificidad, apenas ha podido tener continuidad. Estos tres han sido los mayores inquilinos de una enfermería con menos trabajo del habitual.

Aunque el Espanyol ha sido hermético en la comunicación de los partes médicos debido a su voluntad de mantener la privacidad de los casos clínicos y también por la política del cuerpo técnico de no dar pistas a los rivales, la mayoría de futbolistas no se han perdido jornadas por lesión. Entre ellos, la columna vertebral, donde el mayor ejemplo es David López, que la campaña anterior se recuperó de una lesión de ligamentos cruzados de una rodilla, ha participado en todos los partidos del curso salvo uno debido a una sanción.

Partidos no convocados

JUGADORES                                 
SIN CONVOCAR POR LESIÓN
Diego López 0
Oier Olazábal 3
Miguelón 9
Óscar Gil 0
Calero 1
David López 0
Lluís López 1
Cabrera 2
Pedrosa 1
Dídac 0
Keidi Bare 7
Pol Lozano 3
Darder 0
Melendo 0
Melamed 0
Embarba 1
Dimata 0
RdT 2
Puado 0
Vargas 1
Wu Lei 3
Vadillo 15
Mérida 0

Leandro Cabrera se perdió dos jornadas por un traumatismo, mientras que Fernando Calero solamente no acudió a una convocatoria. Sergi Darder solamente se perdió un partido por sanción; Javi Puado fue baja en tres debido a las convocatorias con la selección Sub-21, mientras que Adrián Embarba estuvo ausente por la COVID-19, como ahora Óscar Melendo, casos clínicos pero distintos a lesiones. A Raúl de Tomás, sus "molestias musculares" o "en la rodilla" le han mantenido solamente dos de los 31 encuentros fuera del equipo.

Dos de los jugadores que han sufrido percances al comienzo de la temporada son Keidi Bare y Wu Lei. El albanés estuvo un mes con unas molestias fruto de su incompleta pretemporada, pero que el delantero chino, que no está contando demasiado, también causó baja de las convocatorias de la jornada 6 a la 9 debido a unas molestias. Casos puntuales en un Espanyol que ha no ha pagado la inactividad del curso pasado, la escasa pretemporada y la estrés que supone la Segunda, una categoría que, por calidad y por contrapunto, el ritmo es inferior a la Primera División, circunstancia que también puede ayudar.

Y uno de los últimos ha sido Pol Lozano, que sufrió un esguince de tobillo ante el Oviedo, lo que le hizo estar ausente tres encuentros. El Espanyol toca madera para que siga una tendencia que le ha ayudado a apenas tener que variar sus alineaciones, con 49 bajas en 33 jornadas, una media de 1,5 por encuentro.