REAL MADRID

El Madrid no se fía del árbitro del Clásico

En las oficinas de Valdebebas había esta mañana un comentario común en todos los corrillos improvisados para comentar lo sucedido en el Barça-Valladolid.

En las oficinas de Valdebebas había esta mañana un comentario común en todos los corrillos improvisados para comentar lo sucedido en el Barça-Valladolid: “¡Ojo al árbitro que nos ponen para el Clásico del sábado!”. Los recelos están más que justificados después de que anoche Latre, el árbitro aragonés, expulsase con roja directa a Oscar Plano, además de haber pasado por alto un penalti por mano de Jordi Alba cuando el marcador iba aún 0-0 entre Barça y Valladolid, sin que el VAR tampoco le pidiese que fuese a revisar la acción (sin embargo, sí lo hizo Latre en un Betis-Valladolid de inicio del campeonato en una acción idéntica, que para él sí mereció el castigo del penalti tras revisarla). “A nosotros nos pitaron tres penaltis en Mestalla, dos de ellos por manos de Lucas y Ramos. Pero en el derbi del Wanda no pitaron la clara que hizo Felipe cuando Casemiro iba a rematar a gol y a Alba tampoco. Hay dos varas de medir”, se quejaban en el seno del club blanco, que ya cruzan los dedos ante la designación del Clásico de este sábado en el Di Stéfano (21:00), que se conocerá este jueves.

Tampoco olvidan en el Madrid que justo desde el último Clásico, allá por el 23 de octubre, no ha vuelto a disfrutar el Madrid de un penalti a su favor. Exactamente cinco meses y medio han pasado y nada menos que 23 jornadas de Liga. Algo que no sufría el Madrid desde el año 1974. ¡Todavía vivía Franco! Esa doble vara de medir se ve en el ratio de penaltis. Mientras que al Barça le han señalado seis penaltis a favor y cuatro en contra, al Madrid sólo dos a favor (el que menos de la Liga junto a Cádiz, Osasuna, Huesca y Elche) y nada menos que siete en contra, siendo de los equipos más castigados por dicho concepto. Zidane no se quejará nunca en público, pero entre los jugadores hay un temor indisimulado al arbitraje que puedan sufrir este sábado con la Liga en juego ante el Barça.

Sin duda, el mayor temor es que designen a Hernández Hernández. El canario les pitó en el derbi del Wanda y la temporada pasada en el Clásico del Camp Nou, con los famosos dos penaltis sobre Varane no pitados. Tampoco gusta De Burgos Bengoetxea, que se hizo célebre por expulsar a Cristiano en una Supercopa en el Camp Nou tras convertir un penalti claro cometido sobre el portugués en un presunto piscinazo que sólo existió en su cabeza. “Solo pedimos que nos pite un árbitro que no actúe condicionado como nos ha sucedido estos últimos años. Y que en el VAR no tengan miedo a intervenir por el hecho de ser el Madrid”. El Clásico se calienta. Al Madrid solo le vale ganar para poder adelantar al Barça en la clasificación (65 puntos a 63 ahora mismo), aunque hasta la injusta expulsión de Óscar Plano la igualdad a puntos parecía irreversible ante la gran actuación del equipo pucelano en la Ciudad Condal. El Clásico ya ha empezado.