FRANCIA

Neymar, abonado a la expulsión en el PSG

El jugador brasileño acumula cuatro rojas en el Paris Saint-Germain, una menos que su récord personal en el Santos, pero con bastante peor índice.

Neymar, abonado a la expulsión en el PSG
BENOIT TESSIER REUTERS

La estrella Neymar está sufriendo más expulsiones de las deseadas por los aficionados del Paris Saint-Germain. El brasileño ha visto cuatro tarjetas rojas desde que se incorporó al club en 2017, es decir, una de cada 26 partidos.

La última expulsión tuvo lugar este sábado, cuando el PSG perdió 1-0 ante el líder Lille en la 31ª jornada del campeonato liguero. En los últimos instantes de encuentro, Neymar tenía prisa por reiniciar una jugada y forcejeó con Djaló al intentar arrebatarle el balón de las manos. Doble amarilla y a la calle. La primera amonestación la vio tras pelearse con André.

Las disputas con el rival fueron responsables de tres de las cuatro expulsiones de Neymar en el PSG. Eso ya sucedió en 2017 contra el Olympique de Marsella y también en septiembre del año pasado, cuando acusó al español Álvaro González de racismo.

Neymar acumula en París el peor índice de expulsiones de su carrera deportiva. En Francia ha visto el camino de los vestuarios cuatro veces en 105 partidos. Al defender la camiseta del Santos vio tarjeta roja en cinco ocasiones, pero en 225 encuentros jugados (una cada 45 partidos).

En el Barcelona y en la selección barsileña, Neymar ha sido expulsado una vez por elástica. En el Barça, Neymar vio una roja en 186 duelos. Con Brasil, la única expulsión en 103 choques ocurrió en la Copa América 2015, después del partido, en una disputa con el zaguero colombiano Murillo.

Neymar, reincidente

En relación a la expulsión del sábado, Le Parisien desgrana lo ocurrido y considera que el 10 podría perderse entre uno y tres partidos e incluso cuatro o cinco. El caso está en manos del Comité Disciplinario y el miércoles tomarán la decisión. Pero, ¿por qué una expulsión por doble amarilla puede desembocar en semejante sanción? Por el contexto y por lo ocurrido después.

Neymar, que volvía de lesión, recibió la primera de las tarjetas por un manotazo a Benjamin André a los 48 minutos y la segunda por un empujón a Tiago Djaló en el 89'. Sin embargo, ambos jugadores se enzarzaron en el túnel de vestuarios en una discusión que necesito de terceras personas para apagar el fuego. Así, el Comité analizará la actitud de Neymar y deberá decidir se es merecedora del primero de los castigos mencionados, de 1 a 3 encuentros: se perdería los partidos de liga ante Estrasburgo y Saint-Etienne y los cuartos de la Copa de Francia el 21 de abril.

Sin embargo, el diario parisino entiende que la sanción podría llegar hasta los cuatro o cinco partidos si el Comité dictamina que fue un "empujón voluntario" o un "intento de golpe". En este caso, habría que añadir dos encuentros más al listado, complicando, de paso, las opciones del PSG en la pelea por la competición liguera.

Además, Neymar cuenta con el agravante de ser reincidente, algo en lo que hace hincapié Le Parisien, que recuerda el encontronazo con Álvaro González a comienzos de temporada. Así, la sufrida ante el Lille es la cuarta expulsión desde que Neymar firmase por el PSG en 2017, en tanto que añaden al listado suspensiones por insultar al árbitro y por un gesto desafortunado a un aficionado. Todo ello le ha hecho perderse doce encuentros, cantidad a la que habrá que sumar los que decida el Comité este miércoles.