LAS PALMAS

Maikel Mesa convence a Mel y se asienta en el doble pivote

El tinerfeño se reinventa junto a Sergio Ruiz y ofrece una versión mejorada de sí mismo en su nueva demarcación.

Maikel Mesa convence a Mel y se asienta en el doble pivote
CARLOS DIAZ RECIO DIARIO AS

Camaleónico y siempre dispuesto para la batalla se podría decir que está siendo el camino de Maikel Mesa esta temporada en la UD Las Palmas, donde lejos de rendirse ante la adversidad es capaz de adaptarse a lo que Pepe Mel le ha ido pidiendo con el paso de los partidos y, por último, ha descubierto en él a un auténtico gladiador en  la medular del terreno de juego ayudando tanto en la elaboración como en el trabajo más oscuro al fino estilista Sergio Ruiz.

Nueva pareja creada por la necesidad de las lesiones de Javi Castellano y Rivera ha dispuesto el equipo amarillo en los dos últimos encuentros con un resultado notable. Maikel Mesa y Sergio Ruiz parecen entenderse a la perfección, como así lo han demostrado tanto en la segunda parte ante el Lugo, con el resultado conocido por todos, como en la reacción de los locales este domingo, donde ambos maniataron a Salva Sevilla y Sedlar y se hicieron los dueños de la zona ancha.

De salir en enero a capital para Mel

Una vez más, Maikel vuelve a demostrar que está allí donde Mel le requiere en un año que ha ido de menos a más hasta consolidarse. A punto de salir en enero con destino al Albacete, donde dejó un gran recuerdo gracias a sus goles que bien valieron una salvación, solo la última decisión del míster madrileño provocó que se quedara. "El presidente lo dejó en mis manos", desvelaba el entrenador una vez que se cerró el mercado invernal.

Sin embargo, los números hasta aquel momento no justificaban su apuesta, ya que el tinerfeño solo acumulaba 15 partidos jugados, 4 como titular, y apenas 482 minutos jugados, pero la gran cantidad de bajas por la COVID-19 hizo que se tomara la decisión final de su no salida.

A partir de entonces, sus guarismos se han multiplicado y, aunque tuvo que parar hace unas semanas por una lesión grado l en el bíceps femoral izquierdo, que le dejó fuera ante Fuenlabrada y Girona, cuando él mismo había declarado que "puede ser, sí, que esté en mi mejor momento en Las Palmas tanto a nivel futbolístico como mental. Eso es algo que se está reflejando en el campo. También he trabajado mucho mentalmente para salir adelante. Tengo que seguir así, y para eso trabajo", volvió contra el Tenerife y ya suma 22 encuentros, 9 como titular, y 934 minutos en total.

Todo ha cambiado, ya sea jugando en banda izquierda, en la mediapunta o ahora en el centro del campo. El futbolista es otro y recibe los elogios de un Mel que, ayer, mientras era preguntado por la labor de Sergio Ruiz, apuntó que "Maikel ha hecho un despliegue físico descomunal. Estamos muy contentos con él y con todo lo que hace. Tanto Sergio Ruiz como Maikel, en la segunda parte, se han comido el centro del campo del Mallorca y estoy muy satisfechos con ellos".

No parece que Javi Castellano, cuando se recupere, o Cristian Rivera, que ya volvió al banquillo frente al Mallorca puedan quitarle el puesto si sigue a este nivel. Sin rendirse ante los reveses de las lesiones o la anterior falta de confianza de su técnico, Mesa se agarra al escudo que le gusta besar cada vez que anota un gol a pesar de la dureza del camino que ha sufrido para sentirse capital de amarillo.