ATLÉTICO DE MADRID

Luis Suárez, contundente tras la derrota ante el Sevilla

El uruguayo acudió a las redes sociales para entonar el 'mea culpa' por la derrota en Sevilla y advierte de que el equipo se levantará para seguir luchando por LaLiga.

0

Nada le salió bien al Atlético en el Sánchez-Pizjuán. Por momentos fue claramente superado por el Sevilla y, cuando pareció tener más equilibrado el partido, le llegó el gol en contra. En esa segunda mitad se sucedieron una serie de acciones, con el árbitro como parte implicada, que indignaron en el vestuario rojiblanco. "Estamos jodidos por todo lo que ha pasado. Toca luchar contra todo...", lamentaba en Movistar el capitán Koke, habitualmente comedido, pero esta vez visiblemente disgustado. Y otras cosas vienen de atrás...

La jugada clave es justamente la del 1-0 de Acuña. El Sevilla recupera la pelota gracias a una mano de Ocampos que no ve el árbitro. No es una jugada de VAR, porque el gol no llegó inmediatamente después, pero Gil Manzano sí debió verlo, pues el sevillista tenía el brazo bastante despegado. "Lo he visto en el campo y lo he podido corroborar después", afirma Koke. Tomás Reñones, portavoz del club, sigue la misma línea: "La mano es clarísima. El árbitro no está acertado y está claro que hemos salido perjudicados".

Aún en el campo, Koke habló de otra jugada del minuto 79. Diego Carlos, desde el suelo, cortó un ataque rojiblanco con la mano. Ya tenía una amarilla, por lo que pudo haber sido expulsado. La tarjeta la vio Marcos Llorente, "por hacer una observación de orden técnico" al árbitro. Un rato antes, Suárez fue amonestado también por discutir con Acuña tras otra falta de Diego Carlos, que también esquivó la tarjeta. El uruguayo, en sus redes sociales, afirmó que "no hay excusas", pero añadió de forma enigmática que "para llegar al éxito siempre hay que luchar contra todo y CONTRA TODOS", así con mayúsculas. Simeone, por su parte, se abstuvo de valorar la labor arbitral.

Suárez, Llorente y Kondogbia se perderán el próximo partido (Betis) por las amarillas que vieron ante el Sevilla. Y es otro capítulo que preocupa en el vestuario rojiblanco, el de las tarjetas que ven. El Atlético es el segundo más amonestado de la Liga (82), sólo superado por el Getafe (92), pese a ser el octavo que menos faltas hace (384). Haciendo el promedio, resulta que es el que más amarillas ve en relación con las faltas cometidas, una por cada 4,68 infracciones. En Sevilla, once faltas y cuatro tarjetas. Otro lastre para un Atleti dolido, que cotiza a la baja en cuanto a resultados y sensaciones y que regresó a Madrid entre la autocrítica y la indignación...