CADIZ-VALENCIA

"Los jugadores, forzados a jugar bajo amenaza de penalización"

El Valencia, en su comunicado, apunta que el árbitro "trasladó a los jugadores" las potenciales consecuencias de no jugar, una conversación que niega el Comité Técnicos de Árbitros.

Diakhaby, en el momento de retirarse.
Román Ríos EFE

El Valencia emitió un comunicado en el que define a Mouctar Diakhaby como "otra víctima del racismo", calificando de "intolerable" el insulto "racista" que escuchó el jugador francés. El Valencia argumentó que su vuelta al partido fue porque "Diakhaby lo pidió a sus compañeros" y estos" han respetado su voluntad". El comunicado del club, con diez puntos, "confía" en que se abra una investigación al respecto. 

Comunicado oficial del Valencia

1. Mouctar Diakhaby se ha convertido hoy en otra víctima del racismo en el fútbol.
2. Después de sufrir un intolerable insulto racista, todavía ha visto la tarjeta amarilla por protestar.
3. Estamos orgullosos del apoyo que ha recibido Diakhaby por parte de sus compañeros y de la decisión de abandonar en bloque el terreno de juego.
4. Confiamos en que se investigue este suceso.
5. Para nuestra decepción, no se tomó ninguna decisión.
6. El Club en ningún momento insta a sus jugadores a volver al césped. El árbitro traslada a los jugadores las potenciales consecuencias de no volver al terreno de juego. Los jugadores, forzados a jugar bajo amenaza de penalización después de los insultos racistas y la tarjeta amarilla a Diakhaby, deciden regresar al terreno de juego.
7. Diakhaby ha pedido a sus compañeros volver a salir al terreno de juego y luchar. Sus compañeros han respetado su voluntad.
8. Lo que ha sucedido hoy no debería volver a ocurrir jamás en el fútbol.
9. El Valencia CF está en contra del racismo y manifiesta su total apoyo a Diakhaby. Hoy es un día triste para nuestro deporte.
10. Lo que hoy hemos perdido no es un partido, hoy se ha perdido el respeto y el espíritu del fútbol y el deporte.

El Comité de Árbitros niega que Medié Jiménez lanzase amenazas

El punto 6 del comunicado del Valencia lo niega el Comité Técnico de Árbitros de la RFEF. Según fuentes de dicho organismo, el colegiado Medié Jiménez no mantuvo ninguna conversación en relación a posibles sanciones si no salieran a jugar con los futbolistas del Valencia. Medié Jiménez, según el Comité, simplemente se limitó a decir a este respecto que era un tema que corresponde al Comité de Competición. Medié Jiménez ha mantenido todas las conversaciones con tres testigos, como se recalca desde el Comité: Salvador Chirino, delegado del Cádiz; Fidel Valle GIl, delegado del partido, y David Rangel, delegado del Valencia.