REAL MADRID-EIBAR

Aprobados y suspensos del Madrid: la mejor versión de Asensio

El balear fue sinónimo de peligro en sus intervenciones en ataque, Casemiro hace de todocampista y Benzema sigue fiel a su cita con el gol.

Luka Modric y Marco Asensio celebran el gol del balear en el Real Madrid-Eibar de LaLiga Santander.
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Marco Asensio fue el gran protagonista de la victoria del Real Madrid ante el Eibar. Marcó el tanto que abrió el marcador, le anularon otro y estrelló una falta en el larguero.

Courtois: Respondió con solvencia a dos ocasiones del Eibar en la primera parte. La tormenta estuvo a punto de jugarle una mala pasada en el 62', cuando un balón que se le cedió Lucas Vázquez se aceleró y el guardameta tuvo que recular y sacarla con el pie sobre la línea.

Lucas Vázquez: Vía libre en banda derecha para el gallego. Tenía la prueba de enfrentarse a Bryan Gil y la resolvió.

Militao: Volvía a jugar más de dos meses después de su expulsión contra el Levante. Correcto.

Nacho: El jefe de la defensa. Hizo de Ramos y evitó la amarilla que le hubiera hecho perderse el Clásico. Con los cambios acabó portando el brazalete de capitán. Más que simbólico.

Mendy: Cohibido por la presencia de Marcelo por delante de él, que taponaba sus habituales incursiones en ataque.

Modric: Impecable. Preciso en el pase y disciplina táctica. Tuvo media hora de descanso pensando en el partido del martes contra el Liverpool. Sustituido por Kroos en el 61'.

Casemiro: Intercepción y asistencia para dar el gol a Asensio. La disciplina táctica de Modric le permitió desplegarse en ataque. Reclamó un penalti, se llevó un pisotón de Bryan Gil que pudo ser la segunda amarilla para el jugador del Eibar... Generó un gol de un error propio. Autocorrigió un pase defectuoso que intentó darle a Modric, interceptó el intento del equipo armero de montar la contra y asistió de primeras a Asensio. Estuvo en todas.

Marcelo: Interior en fase ofensiva y lateral en el repliegue. Discreto, necesita más campo para explotar sus cualidades en ataque. Fue sustituido por Vinicius en el 68'.

Isco: Buen partido, pero aún falto de la brillantez que su talento le permite desplegar. Fue sustituido por Arribas en el 68'.

Asensio: Interpretó el papel que se pide de él. Sinónimo de peligro cada vez que la tocó. Libre directo al larguero en el 21', gol anulado y perfecta definición para hacer el 1-0 a pase de Casemiro. Dmitrovic le evitó el segundo en el 52'. La mejor versión del balear. Sustituido por Rodrygo en el 61'.

Benzema: Recogió el premio al mejor jugador de LaLiga en marzo y quiso justificar el galardón desde el primer minuto. Con el francés no hay tregua. Al minuto y medio de partido robó la cartera a la defensa del Eibar y estuvo a punto de abrir el marcador. Séptimo partido consecutivo que juega y marca. En racha. Sustituido por Mariano en el 81'.

Kroos: Entró por Modric en el 61'. Tras salir de lesión, minutos para que coja de ritmo de cara al envite de Champions.

Rodrygo: Entró por Asensio en el 61'. Dejó un par de buenas acciones.

Arribas: Sustituyó a Isco en el 68'. Cada vez se siente más cómodo en el equipo.

Vinicius: Sustituyó a Marcelo en el 68'. Su conexión con Benzema es cada vez más productiva.

Mariano: Entró por Benzema en el 80'. Primeros minutos tras cuatro partidos de baja. Más allá de algún sacrificio en defensa, testimonial.