LEGANÉS

Riquelme, un trotamundos planetario en la cantera del Leganés

El hermano de Roro Riquelme, perla del Atlético cedido en el Bournemouth, juega en el segundo filial pepinero tras haber pasado por EEUU, donde la pandemia frenó su salto a la MLS

0
Riquelme, un trotamundos planetario en la cantera del Leganés

Alejandro Riquelme (Riqui para los amigos) tiene apenas 21 años y una mochila con varias vidas colgando de la suya. Este canterano del Leganés (compite en el segundo filial blanquiazul) narra la historia de un chaval obsesionado por el fútbol al que la existencia lo ha llevado de la cantera del Atlético de Madrid a Estados Unidos pasando por Inglaterra hasta el Estadio Anexo Jesús Polo, donde mantiene vivo su anhelo por ser futbolista sin olvidar sus estudios financieros para los que desarrolla una app de moda y economía sostenible. Y todo en apenas 21 años.

De familia profundamente futbolera (su hermano pequeño, la perla colchonera Roro Riquelme, juega cedido en Bournemouth de Diego Rico), sus inquietudes siempre han gobernado una carrera que comenzó, como el propio Roro, en Zaragoza, donde ambos despuntaron hasta que captaron la atención del Atlético.

De la capital maña pasaron a Madrid y, transcurrido un tiempo, Riqui decidió que debía hacer algo más en la vida. Por ello se lanzó a la aventura de atravesar el charco para estudiar Businness en EEUU, todo sin dejar el fútbol y apoyado por las becas que le concedían sus habilidades con el balón.

Fue allí donde rozó el sueño de dar el salto a la MLS, la primera división de EEUU. Fue la pandemia la que truncó semejante salto cuando, hace un año, se suspendió el Super Draft en el que estaba convocado a participar tras dos cursos en los equipos universitarios del Sienna y St. Johns. Riqui está convencido de que podría haber convencido a alguno de los ojeadores. Aquello fue un palo, pero lejos de frenarse, apretó más aún los dientes e hizo las maletas para acompañar a su hermano en el préstamo al Bournemouth de esta temporada.

Tras media temporada en el filial de los ‘Cherry’, Riqui retornó a España para continuar con sus estudios, empezar a trabajar en su proyecto de app y, de paso, seguir compitiendo para un Leganés en el que representa un currículum internacional que va más allá de jugar sólo al fútbol.