SEVILLA-ATLÉTICO

Bono vs. Oblak: los mejores de LaLiga fueron compañeros

El portero del Sevilla militó en el Atlético y coincidió con el esloveno algún verano. Son los menos goleados del torneo con 0,67 y 0,64 tantos encajados de media por partido.

0
Yassine Bono y Jan Oblak librarán la otra gran batalla entre Sevilla y Atlético de Madrid. Fueron compañeros y ahora son los menos goleados de LaLiga.
TONI RODRIGUEZ DIARIO AS

Yassine Bono y Jan Oblak librarán la otra gran batalla del Sevilla-Atlético de este domingo, la que llevan manteniendo toda la temporada los dos porteros menos goleados del campeonato. El guardameta del Atlético de Madrid comanda la tabla del Zamora, con 18 goles encajados en 28 partidos, una media de 0,64. Y Bono le sigue muy de cerca, sólo 16 tantos recibidos en 24 duelos. Su media, 0,67.

Les sigue, aún de lejos, el madridista Courtois, al que le metieron 23 goles en 28 encuentros. 0,82 de media lleva el cancerbero belga hasta ahora. Tanto Oblak como Bono son también los que más veces han dejado a cero su portería esta campaña en LaLiga. 14 el esloveno y 12 el marroquí. En ambos casos, justo la mitad de los partidos que jugaron.

Oblak lleva ya varias temporadas optando al honorífico título de mejor portero del Mundo y ha sido Zamora en cuatro de las últimas cinco temporadas, hasta que el año pasado se lo arrebató Courtois. Bono no ha logrado ese galardón todavía, tampoco cuando militaba en Segunda. Ambos, por cierto, fueron compañeros durante alguna pretemporada. Oblak fichó por el Atlético en 2014, cuando el marroquí ya llevaba dos años en el filial del club, y entre varias cesiones, coincidieron algún verano a las órdenes de Simeone.

El guardameta del Sevilla le ha dado la vuelta a su situación en el Sánchez Pizjuán. Hace poco más de un año, tras un fallo que casi dondena a su equipo en competición continental, parecía fuera del club y de regreso al Girona, que le había cedido. Pero una recta final de campaña tremenda, incluidas varias heroicidades para ganar la Sexta Europa League, provocaron que el Sevilla le comprara en propiedad. Ya se ha hecho con la titularidad indiscutible bajo los tres palos nervionenses y responde de manera casi inmejorable en cada encuentro que disputa.