CELTA

Nolito: "Luis Enrique me daba la chapa todos los días"

El extremo del Celta considera al seleccionador español su padre deportivo: "Me hizo ver que podía conseguir muchos objetivos si cuidaba la alimentación".

Nolito, durante un entrenamiento del Celta en el estadio de Balaídos.
ADRIAN SANTAMARINA RC CELTA

Desde Dani Güiza a Pep Guardiola pasando por Luis Enrique o experiencias como su agridulce etapa en el Sevilla. Nolito se pronuncia sobre los momentos y las personas más importantes de su carrera deportiva en una entrevista publicada por el Celta. El extremo de Sanlúcar de Barrameda confiesa, entre otras cosas, que no esperaba regresar al club vigués.

Dani Güiza: “Es un crack mundial, una buena persona y un buen futbolista. Lo conocí en Sanlúcar y me encanta cada vez que lo veo allí, porque tiene su casa y su mujer es de allí. Ojalá le pasen muchísimas cosas buenas porque es un crack en todos los sentidos”.

Cantera del Valencia: “Fue una experiencia muy bonita, aprendí muchísimo. Salir de mi pueblo con 15 años para ver el fútbol de otra manera fue clave”.

Benfica: “Cuando firmé por el Benfica no me imaginaba que tenía esa afición. El estadio siempre estaba lleno. Cada vez que marcaba un gol era una satisfacción enorme. Siempre he sentido el cariño de la afición del Benfica, sobre todo cuando iba con mi mujer y con mi hija mayor por la calle. Fui muy feliz el año y medio que estuve allí”.

Primera etapa en el Celta: “Empezó un nuevo ciclo, el ciclo más importante de mi carrera. No sé por qué, pero es el equipo más importante de todos en los que he jugado. Se juntaron muchísimas cosas. No sé cuánto le queda a mi carrera, no sé si mucho o poco, pero es el equipo de mi corazón por todo lo que he vivido. Nunca me imaginé todo lo bueno que me ha pasado. Venía a intentar romperla, a hacer buena temporada, pero no a hacerla tan bien: clasificarnos para la UEFA, debutar con la selección española, cómo disfrutamos en Balaídos, el cariño que me tiene la gente… La felicidad no se paga con dinero”.

Luis Enrique: “Es mi padre deportivo. Lo quiero mucho y yo creo que él a mí algo también. Creo que le debo algo. Yo me tomaba el fútbol como un hobby y disfrutaba y jugaba para distraerme. Él me hizo ver que podía conseguir muchos objetivos si me apretaba y, sobre todo, me cuidaba un poco en el tema de la alimentación. Todos los días me daba la chapa, en el buen sentido. Me decía que podía hacer muchas cosas y que no me conformara. Siempre le estaré agradecido”.

Selección Española: “Debutar fue un sueño cumplido… ¡y en Balaídos! Llovió muchísimo. Cuando yo empecé en esto nunca me imaginé todas las cosas buenas que me iban a pasar y nunca me imaginaba que iba a ir con la selección española, ir a una Eurocopa, meter goles y jugar los partidos que jugué”.

Guardiola: “Le tengo que agradecer que me dio la oportunidad de debutar con el Barcelona en Primera, en el Camp Nou y en una época difícil, porque el Barça lo ganaba todo. Tuve esa suerte y ese privilegio. Después me llamó para ir a otro gran club como es el City, donde viví una época buena a pesar de no haber jugado todo lo que me hubiera gustado. Siempre le desearé lo mejor”.

Sevilla: “Estuve tres años maravillosos, aunque las cosas no se dieron cómo me hubiera gustado. Me quedo con el último año, la gente me dio mucho cariño. Allí me partí un hueso, esa fue una época muy amarga y dolorosa”.

Regreso al Celta: “Fue un golpe de felicidad inmenso. Sinceramente, estaba esperando que se cumpliera, pero por otro lado esperaba que no se iba a cumplir. Al final, me llamaron y vine corriendo con los ojos cerrados. Nos salvamos en el último mes con un sufrimiento enorme”.