REAL MADRID

El Madrid pesca en Francia

El club pone sus ojos en los jóvenes talentos franceses que despuntan en la Ligue1 y en el resto de campeonatos europeos: su técnica y físico, atractivos.

Madrid
Kylian Mbappé, celebrando un gol al Lille esta temporada.
Catherine Steenkeste Getty Images

El interés en Moussa Diaby (21 años) no ha hecho más que acelerar la hoja de ruta del Madrid en su idea de rejuvenecer la plantilla madridista en las próximas ventanas de fichajes y todo apunta a un mercado marcadamente francés. La presencia de Zidane en el banquillo del conjunto de Concha Espina es más que un aliciente para los jóvenes jugadores galos, que aúnan cualidades técnicas y sobre todo, unos físicos privilegiados para el fútbol que se está empezando a ver, sobre todo en el continente europeo. Las canteras francesas están nutriendo a las principales ligas del Viejo Continente y están apareciendo figuras emergentes de las que el Madrid y su servicio de ojeadores no quitan ojo.

Sin ir más lejos, el principal objetivo de los blancos es Kylian Mbappé. Del delantero del PSG ya se ha escrito (y se seguirá haciéndolo) de su pase al conjunto madridista. Por la figura del atacante de Bondy pasan muchas de las esperanzas blancas para esta próxima década. El francés, que ya pudo recalar en el conjunto blanco en 2017, tras brillar de manera estratosférica en las filas del Mónaco, no acaba de confirmar su continuidad con el conjunto parisino, lo que invita a pensar en una próxima salida del conjunto de la capital francesa y una posible llegada al equipo blanco.

El primero en dar el paso fue Raphaël Varane. El central madridista llegó al conjunto blanco procedente del Lens en el verano de 2011. Por aquel entonces, Zidane era asesor presidencial: había recomendado encarecidamente el fichaje de Hazard (algo que no se hizo entonces), y el de Varane, un joven defensa desconocido para el gran público. El zaguero llegó entonces y sigue siendo uno de los grandes puntales de la plantilla blanca (es el cuarto capitán). De la misma manera llegó Ferland Mendy en el verano de 2019. El Madrid necesitaba un lateral izquierdo al no confiar Zidane, ya entrenador, en Sergio Reguilón. Mendy llegó previo pago de 48 millones de euros (más otros cinco en variables) y se ha asentado en el flanco izquierdo hasta tal punto que un clásico como Marcelo no ha podido más que sustituirle en determinados encuentros.

En calidad de cedido llegó Alphonse Areola, portero que actualmente figura en las filas del Fulham inglés, pero que jugó de blanco la campaña 2019-2020 en la que los blancos ganaron la Liga y la Supercopa de España. Su buen arranque, con paradas clave, como ante el Brujas en Champions cuando el marcador era desfavorable a los blancos, invitaron a pensar en su continuidad, pero una estrepitosa actuación en Copa ante la Real Sociedad (ganaron los donostiarras 3-4 y eliminaron a los blancos) hizo que se replanteara su futuro de blanco. Finalmente, no siguió en Madrid y fichó por el conjunto londinense.

Pero aparte de Varane y Mendy, otros jugadores franceses han sido tanteados para fichar por los blancos. Uno de los que más ha sonado durante todas las pretemporadas veraniegas es el del centrocampista Paul Pogba. Desde que Zidane fuese nombrado entrenador del conjunto blanco en enero de 2016, en todos las ventanas de fichajes ha sonado su nombre como posible refuerzo blanco. También otros jugadores como N’Golo Kanté y Tanguy Ndombélé han sonado como posibles alternativas para fortalecer la plantilla blanca.

Otro de los que tiene muchas papeletas para aterrizar en el conjunto blanco es el joven Eduardo Camavinga. El joven jugador del Rennes tiene todos los condicionantes para ser un buen complemento para Casemiro, o bien para actuar como interior. Los contactos entre el conjunto blanco, el equipo francés y el entorno y agente del jugador son frecuentes: su potencial, talento, técnica, edad (19 años), proyección y futuro le convierten en un objetivo claro para fortalecer el centro del campo del mañana madridista. Otras perlas francesas que han sonado como posibles fichajes blancos son Houssem Aouar y Rayan Cherki. Los dos juegan en el Olympique de Lyon y son pretendidos por los grandes de Europa… y ambos han sido señalados por Zidane como elementos a observar de manera continuada con vistas a reforzar el juego madridista.

Uno que estaba señalado en rojo pero finalmente recalará en las filas del Bayern de Múnich es Dayot Upamecano. El central del Red Bull Leipzig era uno de los potenciales fichajes para reforzar la zaga madridista. Su experiencia, para la edad que tiene (22 años), le hacía ser uno de los candidatos, pero la negativa del conjunto alemán a rebajar su cláusula de rescisión (45 millones) y la irrupción del conjunto bávaro hizo que la entidad madridista se apartase de la negociación. Otros defensas como Dan-Axel Zagadou (21 años, defensa del Borussia Dortmund) y Benoit Badiashile (20 años, Mónaco) también han sonado como posibles fichajes del conjunto blanco. El primero es un zaguero muy potente y explosivo, parecido a Pepe: contundente, con llegada a gol, con técnica. El segundo, por su parte, es muy solvente en una línea de tres centrales.

Lo que está claro es que el Madrid observa con detenimiento el futuro de las jóvenes promesas francesas. La idea es pescar talento para el futuro próximo.