VILLARREAL

Al Villarreal se le caen los goles

El Villarreal ya ha marcado setenta y tres goles, lo le supone ser tras el Barcelona que suma cien, el equipo español con más tantos en lo que va de curso.

Al Villarreal se le caen los goles
Eric Alonso Getty Images

El Villarreal ya ha marcado setenta y tres goles entre las tres competiciones en las que ha competido hasta ahora, lo le supone ser tras el Barcelona que suma cien goles, el equipo español con más goles en lo que va de curso.

Un registro goleador en el que destaca que el 74% de la plantilla, descontando los porteros, ha sido capaz de marcar en alguno de los partidos oficiales de este curso. Así, el Villarreal ha visto como diecisiete de los actuales veintitrés jugadores de la primera plantilla han marcado un gol, por lo que solo seis jugadores no saben lo que es ver portería.

Con ello, los máximos goleadores del equipo son: Gerard Moreno con 20 goles, Paco Alcácer con 10 goles, Fer Niño con 8 goles, Carlos Bacca con 6 goles, Yeremi Pino con 5 goles, Parejo, Pau y Moi Gómez con 3 goles cada uno de ellos, Baena y Pedraza con dos goles, mientras que con un gol están Chukwueze, Albiol, Foyth, Trigueros, Peña y Jaume Costa, Chakla, Kubo y Millán.

Gerard Moreno con 16 goles es el máximo goleador en liga, Paco Alcácer con 5 goles es el máximo goleador de la Europa League y Fer Niño con 3 goles es el máximo goleador de la Copa. Los seis jugadores que no han visto portería son: Vicente Iborra, Alberto Moreno, Funes Mori, Mario Gaspar, Francis Coquelin y Pervis Estupiñán.

El equipo castellonense ha disputado hasta hoy cuarenta y dos partidos oficiales, en los que han marcado setenta y tres goles, con lo que la media goleadora es de 1,8 goles. Los goles se reparten en treinta y nueve goles en los veintiocho partidos de Liga, lo que supone una media de 1,4 goles por cada partido del campeonato.

Un registro goleador que aumenta en las copas, ya que en los nueve partidos de Europa League se suman veintidós goles, mientras que en Copa del Rey se han marcado doce goles en cinco encuentros; dos competiciones en las que se ha logrado una media de 2,4 goles por partido.